Ezequiel 22: Los pecados de Jerusalén

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Ezequiel 22:1 Los pecados de Jerusalén[a] Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Ezequiel 22:2 «Y tú, hijo de hombre, ¿no juzgarás tú, no juzgarás tú a la ciudad sanguinaria[b] y le mostrarás todas sus abominaciones?

La ciudad derramadora de sangre : Jerusalén.

El capítulo 22 explica por qué vendría el castigo, cómo llegaría y quiénes serían juzgados

[private] Ezequiel 22:3 Le dirás, pues: “Así ha dicho Jehová, el Señor: ¡Ciudad que derrama sangre dentro de sí misma para que venga su hora, y que hizo ídolos contra sí misma para contaminarse!

Dos tipos de pecado se destacan aquí: la injusticia social (la cual se manifiesta por la sangre derramada en su interior) y la idolatría (la fabricación de ídolos).

Ezequiel 22:4 En tu sangre que derramaste has pecado y te has contaminado con tus ídolos que hiciste; has hecho que tu día se acerque y has llegado al término de tus años; por tanto, te he dado en oprobio a las naciones, en escarnio a todas las tierras.

Ezequiel 22:5 Las que están cerca de ti y las que están lejos se reirán de ti, amancillada de nombre y de gran turbación.

Ezequiel 22:6 »He aquí que los gobernantes de Israel, cada uno según su poder, se esfuerzan en derramar sangre.

Ezequiel 22:7 Al padre y a la madre despreciaron en ti;[c] al extranjero trataron con violencia en medio de ti, y en ti despojaron al huérfano y a la viuda.[d]

El extranjero , el huérfano y la viuda ocupan un lugar relevante en la agenda social de Dios.

Ezequiel 22:8 Mis santuarios menospreciaste y mis sábados has profanado.[e]

Mis días de reposo : El día de reposo había sido dado como una señal a Israel, y su observancia era considerada tan importante como la obediencia a cualesquiera de los mandamientos de la Ley

Ezequiel 22:9 Calumniadores hubo en ti para derramar sangre; en ti comieron sobre los montes y en medio de ti hicieron perversidades.

Ezequiel 22:10 La desnudez del padre descubrieron en ti, y en ti hicieron violencia a la que estaba impura por su menstruo.

Ezequiel 22:11 Cada uno hizo abominación con la mujer de su prójimo, cada uno contaminó pervertidamente a su nuera y cada uno violó en ti a su hermana, la hija de su padre.[f]

Ezequiel 22:12 Precio recibieron en ti para derramar sangre;[g] interés y usura tomaste,[h] y a tus prójimos defraudaste con violencia. ¡Te olvidaste de mí!, dice Jehová, el Señor.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti