Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ezequiel 22: Los pecados de Jerusalén

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ezequiel 22:1 Los pecados de Jerusalén[a] Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Ezequiel 22:2 «Y tú, hijo de hombre, ¿no juzgarás tú, no juzgarás tú a la ciudad sanguinaria[b] y le mostrarás todas sus abominaciones?

La ciudad derramadora de sangre : Jerusalén.

El capítulo 22 explica por qué vendría el castigo, cómo llegaría y quiénes serían juzgados

[private] Ezequiel 22:3 Le dirás, pues: “Así ha dicho Jehová, el Señor: ¡Ciudad que derrama sangre dentro de sí misma para que venga su hora, y que hizo ídolos contra sí misma para contaminarse!

Dos tipos de pecado se destacan aquí: la injusticia social (la cual se manifiesta por la sangre derramada en su interior) y la idolatría (la fabricación de ídolos).

Ezequiel 22:4 En tu sangre que derramaste has pecado y te has contaminado con tus ídolos que hiciste; has hecho que tu día se acerque y has llegado al término de tus años; por tanto, te he dado en oprobio a las naciones, en escarnio a todas las tierras.

Ezequiel 22:5 Las que están cerca de ti y las que están lejos se reirán de ti, amancillada de nombre y de gran turbación.

Ezequiel 22:6 »He aquí que los gobernantes de Israel, cada uno según su poder, se esfuerzan en derramar sangre.

Ezequiel 22:7 Al padre y a la madre despreciaron en ti;[c] al extranjero trataron con violencia en medio de ti, y en ti despojaron al huérfano y a la viuda.[d]

El extranjero , el huérfano y la viuda ocupan un lugar relevante en la agenda social de Dios.

Ezequiel 22:8 Mis santuarios menospreciaste y mis sábados has profanado.[e]

Mis días de reposo : El día de reposo había sido dado como una señal a Israel, y su observancia era considerada tan importante como la obediencia a cualesquiera de los mandamientos de la Ley

Ezequiel 22:9 Calumniadores hubo en ti para derramar sangre; en ti comieron sobre los montes y en medio de ti hicieron perversidades.

Ezequiel 22:10 La desnudez del padre descubrieron en ti, y en ti hicieron violencia a la que estaba impura por su menstruo.

Ezequiel 22:11 Cada uno hizo abominación con la mujer de su prójimo, cada uno contaminó pervertidamente a su nuera y cada uno violó en ti a su hermana, la hija de su padre.[f]

Ezequiel 22:12 Precio recibieron en ti para derramar sangre;[g] interés y usura tomaste,[h] y a tus prójimos defraudaste con violencia. ¡Te olvidaste de mí!, dice Jehová, el Señor.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El mismo traje

Cierta vez un hombre visitó a su Rabí, y le relató su problema: —Rabí, soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia

Artículo Completo

Abandono

Hace mucho tiempo, en un pequeño pueblo de algún lugar de Oriente, vivía un señor con cuatro hijos, el menor de los cuales tenía 30 años. Sus

Artículo Completo

Jesús y la limosna

«No hagan sus buenas obras delante de la gente solo para que los demás los vean. Si lo hacen así, su Padre que está en el cielo

Artículo Completo

Todo obra para bien

Muchos años atrás, un campesino volvía a su casa a caballo luego de haber estado varios días en una fiesta en París. Mientras hacía su camino revivía

Artículo Completo

La varita

Habí­a una vez una mujer escocesa que modestamente se ganaba la vida con artí­culos de cerámica que vendí­a por los caminos de su paí­s. Cada dí­a viajaba

Artículo Completo