Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ezequiel 16: Infidelidad de Jerusalén

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Ezequiel 16:32 Fuiste como la mujer adúltera que en lugar de su marido recibe a extraños.

Ezequiel 16:33 A todas las prostitutas les dan regalos; pero tú diste tus regalos a todos tus amantes. Les diste presentes, para que de todas partes vinieran a ti en tus fornicaciones.

Ezequiel 16:34 Y ha sucedido contigo, en tus fornicaciones, lo contrario de las demás mujeres: porque ninguno te ha solicitado para fornicar, y tú das la paga, en lugar de recibirla; por eso has sido diferente.

Ezequiel 16:35 »Por tanto, prostituta, oye palabra de Jehová.

Ezequiel 16:36 Así dice Jehová, el Señor: Por cuanto han sido descubiertas tus desnudeces en tus fornicaciones, y tu vergüenza ha sido manifestada a tus amantes y a los ídolos de tus abominaciones, y en la sangre de tus hijos, los cuales les diste,

Ezequiel 16:37 por eso, yo reuniré a todos tus amantes con los cuales tuviste placer, y a todos los que amaste, y también a todos los que aborreciste. Los reuniré alrededor de ti, y delante de ellos descubriré tu desnudez, y ellos verán toda tu desnudez.[d]

Ezequiel 16:38 Yo te juzgaré por las leyes de las adúlteras y de las que derraman sangre, y traeré sobre ti sangre de ira y de celos.

Yo te juzgaré : El adulterio se castigaba comúnmente con la muerte por apedreamiento, el fuego, o la espada

Ezequiel 16:39 Te entregaré en manos de ellos, y ellos destruirán tus lugares altos y derribarán tus altares. Te despojarán de tus ropas, se llevarán tus hermosas alhajas y te dejarán desnuda por completo.

Ezequiel 16:40 Harán subir contra ti una muchedumbre de gente, que te apedreará y te atravesará con sus espadas.

Ezequiel 16:41 Incendiarán tus casas, y harán en ti juicios en presencia de muchas mujeres. Así haré que dejes de ser una prostituta y que ceses de prodigar tus favores.

Quemarán tus casas : Acción punitiva.

Ezequiel 16:42 Así saciaré mi ira sobre ti, se apartará de ti mi celo[e] y descansaré para no volver a enojarme.

Ezequiel 16:43 Por cuanto no te acordaste de los días de tu juventud y me provocaste a ira en todo esto, por eso, yo también traeré tu conducta sobre tu propia cabeza, dice Jehová, el Señor; pues ni aun has pensado sobre toda tu lujuria.

Una alegoría de Jerusalén que primero ve en la ciudad a una niña expósita, después a una reina, y por último a una prostituta.

Ezequiel 16:44 »He aquí, todo el que usa de refranes te aplicará a ti el refrán que dice: ‘Cual la madre, tal la hija’.

Cual la madre , tal la hija : Se presenta a Jerusalén como una mujer, y el refrán que mejor le viene es éste, el cual indica su continua inclinación al pecado.

La ciudad de Sodoma, un símbolo de corrupción total, fue completamente destruida por Dios debido a su maldad. Samaria, la capital de lo que había sido el reino del norte (Israel), fue despreciada y rechazada por los judíos de Judá. Que la llamaran hermana de Samaria y Sodoma ya era lo bastante malo, pero que la llamaran más corrupta que Samaria significaba que los pecados de Judá eran una abominación indecible y que su condenación era inevitable. La consideraron peor no porque sus pecados fueran peores, sino porque sabía mejor que nadie lo que no se debía hacer. Bajo esa perspectiva, nosotros que vivimos en una era donde el mensaje de Dios es bien claro para nosotros por medio de la Biblia, ¡seremos peores que Judá si continuamos en pecado!.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti