Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Ezequiel 14: Juicio contra los idólatras que consultan al profeta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ezequiel 14:10 Y llevarán ambos el castigo de su maldad: como la maldad del que consulte, así será la maldad del profeta,

Ezequiel 14:11 para que la casa de Israel no se desvíe más de en pos de mí, ni se contamine más en todas sus rebeliones; y sea mi pueblo y yo sea su Dios, dice Jehová, el Señor”».

Judá, aun cuando estaba ansiosa de aceptar los mensajes de los falsos profetas, consideraba la presencia de algunos pocos hombres santos en la nación como una póliza de seguro en contra del desastre. En caso de apuro, siempre podrían recurrir a los profetas de Dios para pedir consejo. Pero, el solo hecho de tener gente santa a nuestro alrededor no nos ayuda. Debemos recordar que la santidad de nuestro pastor o de nuestra familia o amigos no nos protegerá de las consecuencias de nuestros propios pecados. Cada persona es responsable de su propia relación con Dios. ¿Es su fe personal y real o se apoya en lo que otros están haciendo?

Ezequiel 14:12 Justicia del castigo de Jerusalén Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Ezequiel 14:13 «Hijo de hombre, cuando la tierra peque contra mí rebelándose pérfidamente, y extienda yo mi mano sobre ella, le corte el sustento de pan, envíe sobre ella hambre y extermine de ella a hombres y bestias,

Ezequiel 14:14 si estuvieran en medio de ella estos tres hombres: Noé,[b] Daniel[c] y Job,[d] solo ellos, por su justicia, librarían sus propias vidas, dice Jehová, el Señor.

Noé , Daniel y Job : Tres ejemplos de hombres famosos que mostraron ser íntegros y fieles. La gente no debe pensar que individuos como éstos pueden librarla del juicio venidero, porque el pecado de la nación es tan grande, que ellos sólo están en condiciones de librarse a sí mismos.

Noé, Daniel y Job fueron grandes hombres en la historia hebrea, conocidos por su relación con Dios y su sabiduría. A Daniel lo llevaron cautivo durante la primera invasión de Babilonia a Judá en 605 a.C., ocho años antes de que sucediera lo mismo con Ezequiel. En el tiempo del mensaje de Ezequiel, Daniel ocupaba un alto puesto gubernamental en Babilonia. Sin embargo, este gran hombre de Dios no pudo salvar a Judá, porque Dios ya había emitido su castigo por la maldad impregnada en la nación.

Ezequiel 14:15 Y si yo hiciera pasar bestias feroces por la tierra y la asolaran, y quedara desolada de modo que nadie pase por allí a causa de las fieras,

Ezequiel 14:16 y si estos tres hombres estuvieran en medio de ella, vivo yo, dice Jehová, el Señor, que ni a sus hijos ni a sus hijas librarían; ellos solos serían librados, y la tierra quedaría desolada.

Ezequiel 14:17 O si yo trajera espada sobre la tierra, y dijera: “¡Espada, pasa por la tierra!”, e hiciera exterminar de ella a hombres y bestias,

Ezequiel 14:18 y si estos tres hombres estuvieran en medio de ella, vivo yo, dice Jehová, el Señor, que no librarían a sus hijos ni a sus hijas. Ellos solos serían librados.

Ezequiel 14:19 O si enviara pestilencia sobre esa tierra y derramara mi ira sobre ella con sangre, para exterminar de ella a hombres y a bestias,

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Los tres leones

En una selva vivían tres leones. Un día el mono, el representante electo por los animales, convocó a una reunión para pedirles una toma de decisión. Todos

Artículo Completo

Gracias

Le recordamos que dice la Palabra de Dios «Otra vez les digo que, si dos de ustedes se ponen de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera

Artículo Completo

Salmo 118: Himno Triunfal

Salmo 118:19  Abridme las puertas de la justicia; entraré por ellas y daré gracias al SEÑOR. Estas afirmaciones sobre atravesar las puertas dan la tónica para que

Artículo Completo