Éxodo 3: Llamamiento de Moisés

Jehová, o Yavé, deriva de la palabra hebrea que corresponde a YO SOY. Dios le estaba recordando a Moisés las promesas de su pacto hechas a Abraham, a Isaac y a Jacob. Y utilizó el nombre YO SOY para mostrar su naturaleza incambiable. Lo que Dios prometió a los grandes patriarcas, cientos de años antes, lo cumpliría a través de Moisés.

Éxo 3:16 Ve, y reúne a los ancianos de Israel, y diles: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, me apareció diciendo: En verdad os he visitado, y he visto lo que se os hace en Egipto;

Los ancianos de Israel : Aquellos que por su edad avanzada, gran experiencia y autoridad, eran los líderes del pueblo hebreo.

Éxo 3:17 y he dicho: Yo os sacaré de la aflicción de Egipto a la tierra del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo, a una tierra que fluye leche y miel.

El cananeo era un habitante de la antigua tierra de Canaán. Las ceremonias religiosas cananeas estaban centradas en el culto a la fertilidad y en sus muchos dioses. Los heteos también vivían en Canaán, e igualmente tenían una religión politeísta que adoraba a más de mil dioses distintos. Los amorreos estaban entre los más numerosos grupos de Canaán. Este término se utilizaba para designar a cualquier grupo asentado allí. El término ferezeo puede que se refiera a aquellos que vivían en aldeas abiertas. Los heveos constituían un pequeño grupo de habitantes de Canaán que vivía en tiendas y realizaba frecuentemente trabajo servil. Jebuseo era el nombre del pueblo que originalmente moraba en la ciudad de Jebus, llamada más tarde Jerusalén.

Dios instruyó a Moisés para que le dijera al pueblo lo que había visto y oído en la zarza ardiente. Nuestro Dios es un Dios que actúa y habla. Una de sus maneras más convincentes de hablarles a los demás es describiendo lo que ha hecho y cómo ha hablado a su pueblo. Si usted está tratando de explicarles a otros acerca de Dios, hábleles de lo que ha hecho en su vida o en las vidas de aquellos personajes de la Biblia.

La tierra “que fluye leche y miel” es una descripción de una expresión poética que expresa la belleza y productividad de la tierra prometida.

Éxo 3:18 Y oirán tu voz; e irás tú, y los ancianos de Israel, al rey de Egipto, y le diréis: Jehová el Dios de los hebreos nos ha encontrado; por tanto, nosotros iremos ahora camino de tres días por el desierto, para que ofrezcamos sacrificios a Jehová nuestro Dios.

Era y es el medio por el cual los hombres y mujeres pecadores pueden aproximarse a un Dios sin pecado y santo. Indica que el culto a ese Dios es el tema central de éxodo. Un camino de tres días no los llevaría hasta Horeb, pero sí más allá de los límites de la región del delta de Egipto.

Éxo 3:19 Mas yo sé que el rey de Egipto no os dejará ir sino por mano fuerte.

Éxo 3:20 Pero yo extenderé mi mano, y heriré a Egipto con todas mis maravillas que haré en él, y entonces os dejará ir.

Las maravillas apuntan hacia cosas más importantes que la señal en sí misma. Normalmente están asociadas a alguna intervención divina. En éxodo, en la mayoría de las ocasiones, esta palabra apunta hacia aquellos milagros por medio de los cuales Dios liberó a los israelitas del yugo egipcio.

Los líderes de Israel aceptarían el mensaje y los de Egipto lo rechazarían. Dios conocía ambas reacciones antes que sucedieran. Esto es más que una buena sicología, Dios conoce el futuro. Cualquier creyente puede confiarle su futuro a Dios, porque El ya conoce lo que va a suceder.

Éxo 3:21 Y yo daré a este pueblo gracia en los ojos de los egipcios, para que cuando salgáis, no vayáis con las manos vacías;

Éxo 3:22 sino que pedirá cada mujer a su vecina y a su huéspeda alhajas de plata, alhajas de oro, y vestidos, los cuales pondréis sobre vuestros hijos y vuestras hijas; y despojaréis a Egipto.(D)

Las alhajas y los vestidos no fueron meros préstamos, habían sido pedidos y fácilmente recibidos. Los egipcios estaban tan contentos de ver partir a los israelitas que los enviaron con regalos. Estos elementos fueron usados más tarde en la construcción del tabernáculo (35.5, 22). La promesa de despojar a Egipto parecía imposible para Moisés en ese entonces.

El llamamiento de Moisés.

Dios tuvo que humillarlo, informarle del propósito divino, y asegurarle que la presencia divina lo acompañaría. La unidad literaria en general trata de las dificultades que Moisés tuvo para aceptar su vocación divina.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

La otra mejilla

Existía un monasterio que estaba ubicado en lo alto de la montaña. Sus monjes eran pobres, pero conservaban en una vitrina tres manuscritos antiguos, muy

Leer Más >>

Nehemías 10: Los que firmaron

Nehemías 10:36 Asimismo los primogénitos de nuestros hijos y de nuestros ganados, como está escrito en la Ley;[ñ] y que traeríamos los primogénitos de nuestras

Leer Más >>
13 consejos para vivir

13 consejos para vivir

Te quiero no por quien eres, sino por quien soy cuando estoy contigo. Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te

Leer Más >>