Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Éxodo 28: Las vestiduras de los sacerdotes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Éxodo 28:12 Y pondrás las dos piedras sobre las hombreras del efod, para piedras memoriales a los hijos de Israel; y Aarón llevará los nombres de ellos delante de Jehová sobre sus dos hombros por memorial.

Éxodo 28:13 Harás, pues, los engastes de oro,

El efod era una especie de delantal de bordado primoroso que consistía de dos partes, la espalda y el frente, unidas por las hombreras y con un cinto. Sobre cada hombrera había una piedra donde estaban grabados los nombres de seis de las doce tribus de Israel. El sacerdote simbólicamente llevaba la carga de toda la nación sobre sus hombros al representarlos delante de Dios.

Éxodo 28:14 y dos cordones de oro fino, los cuales harás en forma de trenza; y fijarás los cordones de forma de trenza en los engastes.

El efod era una elaborada pieza cuádruple de vestir, sobre la cual Aarón simbólicamente conducía a Israel a la presencia de Dios

Éxodo 28:15 Harás asimismo el pectoral del juicio de obra primorosa, lo harás conforme a la obra del efod, de oro, azul, púrpura, carmesí y lino torcido.

Éxodo 28:16 Será cuadrado y doble, de un palmo de largo y un palmo de ancho;

Éxodo 28:17 y lo llenarás de pedrería en cuatro hileras de piedras; una hilera de una piedra sárdica, un topacio y un carbunclo;

Éxodo 28:18 la segunda hilera, una esmeralda, un zafiro y un diamante;

Éxodo 28:19 la tercera hilera, un jacinto, una ágata y una amatista;

Éxodo 28:20 la cuarta hilera, un berilo, un ónice y un jaspe. Todas estarán montadas en engastes de oro.

Éxodo 28:21 Y las piedras serán según los nombres de los hijos de Israel, doce según sus nombres; como grabaduras de sello cada una con su nombre, serán según las doce tribus.

Éxodo 28:22 Harás también en el pectoral cordones de hechura de trenzas de oro fino.

Éxodo 28:23 Y harás en el pectoral dos anillos de oro, los cuales pondrás a los dos extremos del pectoral.

Éxodo 28:24 Y fijarás los dos cordones de oro en los dos anillos a los dos extremos del pectoral;

Éxodo 28:25 y pondrás los dos extremos de los dos cordones sobre los dos engastes, y los fijarás a las hombreras del efod en su parte delantera.

Éxodo 28:26 Harás también dos anillos de oro, los cuales pondrás a los dos extremos del pectoral, en su orilla que está al lado del efod hacia adentro.

Éxodo 28:27 Harás asimismo los dos anillos de oro, los cuales fijarás en la parte delantera de las dos hombreras del efod, hacia abajo, delante de su juntura sobre el cinto del efod.

Éxodo 28:28 Y juntarán el pectoral por sus anillos a los dos anillos del efod con un cordón de azul, para que esté sobre el cinto del efod, y no se separe el pectoral del efod.

Éxodo 28:29 Y llevará Aarón los nombres de los hijos de Israel en el pectoral del juicio sobre su corazón, cuando entre en el santuario, por memorial delante de Jehová continuamente.

Éxodo 28:30 Y pondrás en el pectoral del juicio Urim y Tumim,(A) para que estén sobre el corazón de Aarón cuando entre delante de Jehová; y llevará siempre Aarón el juicio de los hijos de Israel sobre su corazón delante de Jehová.

El pectoral era una pieza de tela muy fina, de bordado doble, cuadrada y de 25 cm de lado. Doce piedras preciosas colocadas encima, simbolizan una vez más a Aarón conduciendo a Israel delante de Dios, esta vez sobre su corazón.

Urim y Tumín fueron colocados en el pectoral. Se trataba de objetos utilizados para descubrir la voluntad de Jehová.

siempre, tamid: Constantemente, continuamente, perpetuamente, perenne. Se asume que este adverbio viene de una raíz que significa «prolongarlo hasta la eternidad», «extenderlo para siempre». Tamid figura más de 100 veces en el Antiguo Testamento, y encierra fundamentalmente la idea de algo incesante y permanente. Tamid describe la ofrenda quemada como «holocausto continuo». También podría usarse el término «permanente», «diario», o «regular». Tamid aparece en varios versículos conocidos: «Mis ojos están siempre hacia Jehová». «Su alabanza estará de continuo en mi boca». «Jehová te pastoreará siempre , y en las sequías saciará tu alma».

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La madurez no viene con la edad

Una de las señales de la madurez es la capacidad de una persona de aceptar la responsabilidad de su propio talento, de desarrollar diligentemente las habilidades inherentes

Artículo Completo

El nacimiento de Juan

Al cumplirse el tiempo en que Isabel debía dar a luz, tuvo un hijo. Sus vecinos y parientes fueron a felicitarla cuando supieron que el Señor había

Artículo Completo