Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Éxodo 27: El altar de bronce

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Éxodo 27:1 Harás también un altar de madera de acacia de cinco codos de longitud, y de cinco codos de anchura; será cuadrado el altar, y su altura de tres codos.

El altar tenía 2, 25 m de largo, lo mismo de ancho y 1, 35 m de alto. Era una especie de cruz, como aquella donde Cristo se ofrecería a sí mismo, cual inmaculada ofrenda a Dios, en favor de los pecadores.

El altar del holocausto era lo primero que veían los israelitas al ingresar al atrio del tabernáculo. Allí se efectuaban sacrificios constantemente. Su presencia viva le recordaba al pueblo, en todo momento, que sólo podía acercarse a Dios mediante el sacrificio. Esta era la única manera en que sus pecados podían ser perdonados y quitados. En Hebreos, se presenta a Jesucristo como sacrificio supremo.

Éxodo 27:2 Y le harás cuernos en sus cuatro esquinas; los cuernos serán parte del mismo; y lo cubrirás de bronce.

Éxodo 27:3 Harás también sus calderos para recoger la ceniza, y sus paletas, sus tazones, sus garfios y sus braseros; harás todos sus utensilios de bronce.

Éxodo 27:4 Y le harás un enrejado de bronce de obra de rejilla, y sobre la rejilla harás cuatro anillos de bronce a sus cuatro esquinas.

Éxodo 27:5 Y la pondrás dentro del cerco del altar abajo; y llegará la rejilla hasta la mitad del altar.

Éxodo 27:6 Harás también varas para el altar, varas de madera de acacia, las cuales cubrirás de bronce.

Éxodo 27:7 Y las varas se meterán por los anillos, y estarán aquellas varas a ambos lados del altar cuando sea llevado.

Éxodo 27:8 Lo harás hueco, de tablas; de la manera que te fue mostrado en el monte, así lo harás.

El atrio del tabernáculo

Éxodo 27:9 Asimismo harás el atrio del tabernáculo. Al lado meridional, al sur, tendrá el atrio cortinas de lino torcido, de cien codos de longitud para un lado.

Éxodo 27:10 Sus veinte columnas y sus veinte basas serán de bronce; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata.

Éxodo 27:11 De la misma manera al lado del norte habrá a lo largo cortinas de cien codos de longitud, y sus veinte columnas con sus veinte basas de bronce; los capiteles de sus columnas y sus molduras, de plata.

Éxodo 27:12 El ancho del atrio, del lado occidental, tendrá cortinas de cincuenta codos; sus columnas diez, con sus diez basas.

Éxodo 27:13 Y en el ancho del atrio por el lado del oriente, al este, habrá cincuenta codos.

Éxodo 27:14 Las cortinas a un lado de la entrada serán de quince codos; sus columnas tres, con sus tres basas.

Éxodo 27:15 Y al otro lado, quince codos de cortinas; sus columnas tres, con sus tres basas.

Éxodo 27:16 Y para la puerta del atrio habrá una cortina de veinte codos, de azul, púrpura y carmesí, y lino torcido, de obra de recamador; sus columnas cuatro, con sus cuatro basas.

Éxodo 27:17 Todas las columnas alrededor del atrio estarán ceñidas de plata; sus capiteles de plata, y sus basas de bronce.

Éxodo 27:18 La longitud del atrio será de cien codos, y la anchura cincuenta por un lado y cincuenta por el otro, y la altura de cinco codos; sus cortinas de lino torcido, y sus basas de bronce.

Éxodo 27:19 Todos los utensilios del tabernáculo en todo su servicio, y todas sus estacas, y todas las estacas del atrio, serán de bronce.

El atrio alrededor del tabernáculo tenía 45 m de largo y 22, 50 m de ancho, y marcaba el perímetro del sagrado recinto. Se trataba de un amplio lugar donde realizar sacrificios.

De bronce muestra que mientras mayor era la distancia con respecto al Lugar Santísimo, menor el valor de los materiales empleados en el tabernáculo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Bailando por un sueño

Hay un libro llamado Megatendencias 2010 cuya co-autora Patricia Aburdene nos dice: «vivimos en una época de gran incertidumbre. «la constante amenaza del terrorismo, dos guerras recientes,

Artículo Completo

Compartamos la luz

Hu-Song, filosofo de Oriente, contó a sus discípulos la siguiente historia: «… Varios hombres habían quedado encerrados por error en una oscura caverna donde no podían ver

Artículo Completo

Amaneceres y ocasos

El sol se despedía. El campesino caminaba junto a la anciana del molino amarillo. Iban conversando sobre la vida. — “¿Qué es lo que más te gusta

Artículo Completo