Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Éxodo 25: La ofrenda para el tabernáculo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Éxo 25:1 Jehová habló a Moisés, diciendo:

Éxo 25:2 Di a los hijos de Israel que tomen para mí ofrenda; de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda.

La ofrenda debía nacer del corazón como una contribución voluntaria para el culto, y no como un impuesto forzado.

Éxo 25:3 Esta es la ofrenda que tomaréis de ellos: oro, plata, cobre,

Éxo 25:4 azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras,

Éxo 25:5 pieles de carneros teñidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia,

Éxo 25:6 aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático,

Éxo 25:7 piedras de ónice, y piedras de engaste para el efod y para el pectoral.

Éxo 25:8 Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.

Éxo 25:9 Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis.

El tabernáculo era una tienda o rústico templo sagrado destinado a servir de morada a Dios. Por ello Dios dio a los israelitas el diseño, o instrucciones exactas, para su construcción y dotación.

El arca del testimonio

Éxo 25:10 Harán también un arca de madera de acacia, cuya longitud será de dos codos y medio, su anchura de codo y medio, y su altura de codo y medio.

El arca era un cofre de madera de 112, 5 cm de largo por 67, 5 cm de ancho y alto. Simbolizaba la presencia de Dios, el lugar donde se reuniría y hablaría con Moisés

La mayor parte del tabernáculo y de su mobiliario estaba hecha de madera de acacia. Los árboles de acacia florecían en regiones estériles y eran sumamente comunes en los tiempos del Antiguo Testamento. La madera tenía una tonalidad color pardo anaranjado y era sumamente dura, haciéndola un material excelente para el mobiliario. La madera de acacia se sigue usando para hacer muebles en la actualidad.

Éxo 25:11 Y la cubrirás de oro puro por dentro y por fuera, y harás sobre ella una cornisa de oro alrededor.

Éxo 25:12 Fundirás para ella cuatro anillos de oro, que pondrás en sus cuatro esquinas; dos anillos a un lado de ella, y dos anillos al otro lado.

Éxo 25:13 Harás unas varas de madera de acacia, las cuales cubrirás de oro.

Éxo 25:14 Y meterás las varas por los anillos a los lados del arca, para llevar el arca con ellas.

Éxo 25:15 Las varas quedarán en los anillos del arca; no se quitarán de ella.

Éxo 25:16 Y pondrás en el arca el testimonio que yo te daré.

Éxo 25:17 Y harás un propiciatorio de oro fino, cuya longitud será de dos codos y medio, y su anchura de codo y medio.

El propiciatorio era la tapa del arca, una plancha de oro macizo, con dos querubines (seres alados) colocados frente a frente en cada extremo. Simbolizaba el trono de Dios. En ocasión del sacrificio expiatorio, el sacerdote rociaba sangre sobre y frente al propiciatorio. Según un antiguo relato lo hacía en forma de cruz. Siglos más tarde, en una cruz se sacrificó Dios por su pueblo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El campesino y su riqueza

Había un campesino que tenía una importante extensión de terreno. Vivía de lo que este le producía. Como tú sabes, los ciclos de la agricultura a veces

Artículo Completo

El amor es una sonrisa

Raul Folleau solía contar una historia emocionante: visitando una leprosería en una isla del Pacífico le sorprendió que, entre tantos rostros muertos y apagados, hubiera alguien que

Artículo Completo

Carta a Dios

Me dirijo a Ti porque eres el consultor de todos los problemas, el inspirador de todos los planes y el conductor de todos los caminos. Me dirijo

Artículo Completo