Éxodo 23: Leyes humanitarias

Éxo 23:15 La fiesta de los panes sin levadura guardarás.(H) Siete días comerás los panes sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo del mes de Abib, porque en él saliste de Egipto; y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías.

Éxo 23:16 También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores,(I) que hubieres sembrado en el campo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo.(J)

La Fiesta de la Siega : También llamada la Fiesta de las Semanas o el día de Pentecostés. Se observaba en el mes tercero (mayo-junio), 50 días después de la Fiesta de los Panes sin Levadura; celebraba el inicio de la cosecha. La Fiesta de la Cosecha , también conocida como la Fiesta de los Tabernáculos, se celebraba en otoño (septiembre-octubre) para festejar el fin de la recogida de los frutos. Conmemoraba la experiencia de Israel en el desierto, e incluía el acampar en enramadas, como un recordatorio de la forma como vivieron y se alojaron los hijos de Israel durante su peregrinaje tras la salida de Egipto.

Éxo 23:17 Tres veces en el año se presentará todo varón delante de Jehová el Señor.

Festejar era una forma de descansar de las tareas cotidianas y descansar en la gracia y misericordia de Dios.

Éxo 23:18 No ofrecerás con pan leudo la sangre de mi sacrificio, ni la grosura de mi víctima quedará de la noche hasta la mañana.

Éxo 23:19 Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios.(K) No guisarás el cabrito en la leche de su madre.(L)

Las primicias de los primeros frutos : Los mejores frutos recogidos al inicio de la cosecha. No guisarás el cabrito en la leche de su madre

El Angel de Jehová enviado para guiar a Israel

Éxo 23:20 He aquí yo envío mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado.

Éxo 23:21 Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.

¿Quién era ese ángel que iba con los israelitas? Muy probablemente el ángel era una manifestación de Dios. Dios estaba en el ángel de la misma manera que en la columna de nube y fuego. «Mi nombre está en él» significa que la naturaleza esencial y el poder de Dios fueron dados a conocer en este ángel.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario

  • Saber envejecer

    Una mujer de 92 años era trasladada a una residencia de ancianos, tras un largo tiempo de espera para ser…
  • Metas que enriquecen

    El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las…
  • Fe y paraguas

    En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos…
  • La alegría de dar

    Después de admirar una pintura en la casa de una mujer, me sorprendió su generosidad cuando la bajó y me…