Evangelio según Marcos

Extensión del evangelio: Jesús primeramente dirigió su ministerio público a los judíos. Cuando los líderes judíos se opusieron, él buscó a los gentiles, los sanó y les predicó el evangelio. Soldados romanos, sirios y otros gentiles oyeron las buenas nuevas. Muchos creyeron y lo siguieron. El mensaje final de Jesús a sus discípulos fue un reto a ir por todo el mundo a predicar el evangelio de salvación.

Jesús pasó por sobre las barreras nacionales, raciales y económicas para difundir sus buenas nuevas. El mensaje de Jesús, mensaje de fe y perdón, es para todo el mundo, no solamente para nuestra iglesia, nuestro vecindario o nuestra nación. Debemos proyectarnos más allá de nuestro pueblo y de nuestras necesidades para hacer realidad la visión mundial de Jesucristo de que en todas partes resuene este gran mensaje y la gente se salve del pecado y de la muerte.

Lugares clave en Marcos

De los cuatro Evangelios, la narrativa de Marcos es la más cronológica; es decir, la mayoría de los relatos siguen el orden en el que ocurrieron. No obstante ser el más breve de los cuatro Evangelios, Marcos contiene la mayor cantidad de relatos; está lleno de acción. La mayoría de la acción se centra en Galilea, donde Jesús comenzó su ministerio. Capernaum le sirvió como base de operaciones (1.21; 2.1; 9.33), desde donde visitó ciudades como Betsaida, donde sanó a un ciego, (8.22ss); Genesaret, donde realizó muchos milagros (6.53ss); Tiro y Sidón (al norte), donde realizó muchas sanidades, echó fuera demonios y se encontró con la mujer sirofenicia (3.8; 7.24ss); y Cesarea de Filipo, donde Pedro declaró que Jesús era el Mesías (8.27ss). Después de su ministerio en Galilea y sus regiones adyacentes, Jesús se dirigió al sur,hacia Jerusalén (10.1). Antes de marcharse, dijo a sus discípulos en tres ocasiones que le crucificarían allí, pero que resucitaría(8.31; 9.31; 10.33, 34).

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario