Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Entre Abuelos y Nietos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Un día un joven le preguntó a su abuelo: «¡Abuelo! Cómo pudieron vivir antes sin tecnología, sin internet, sin computadoras, sin drones, sin bitcoins, sin celulares, sin Redes Sociales…»

El abuelo respondió: «Al igual que tu generación vive hoy sin oraciones, sin dignidad, sin compasión, sin vergüenza, sin honor, sin respeto, sin personalidad, sin carácter, sin amor propio, sin modestia, sin honra…»

Nosotros, las personas nacidas entre 1950 y 1995 somos los bendecidos, nuestra vida es una prueba viviente. Cuando montábamos en bicicleta, nunca usamos el casco. Después de la escuela, hacíamos la tarea y salíamos a jugar hasta el anochecer. Jugábamos con amigos de verdad, no amigos de internet. Si alguna vez nos sentíamos sedientos, bebimos agua del caño, no agua embotellada. Nunca nos pusimos enfermos compartiendo el mismo vaso con nuestros amigos. Nunca ganamos peso comiendo platos de arroz todos los días. No le pasó nada a nuestros pies a pesar de andar descalzos. Nunca usamos suplementos para mantenernos saludables. Solíamos crear nuestros propios juguetes y jugar con ellos. Nuestros padres no eran ricos. Ellos nos dieron amor, no materiales mundanos. Nunca tuvimos  teléfonos celulares, DVD, Play Station, Xbox, videojuegos, computadoras personales, internet… pero sí tuvimos amigos de verdad. Visitábamos la casa de nuestro amigo sin haber sido invitados y disfrutamos de la comida con ellos. Los familiares vivían cerca para disfrutar el tiempo de la familia. Es posible que hayamos estado en fotos en blanco y negro, pero puedes encontrar recuerdos muy coloridos en esas fotos. Somos una generación única y más comprensiva, porque somos la última generación que escuchó a sus padres … y también la primera que tuvo que escuchar a sus hijos.

¡Somos una edición LIMITADA! Disfrútanos y atesóranos, aprende de nosotros.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

En la fábrica de juguetes

Trabajaba yo en una fábrica de juguetes, cuando se nos anunció la visita del dueño de una importante cadena de jugueterías, que estaba a punto de realizar

Artículo Completo

El pájaro del alma

Hondo, muy hondo, dentro del cuerpo habita el alma. Nadie la ha visto nunca pero todos saben que existe. Y no solo saben que existe, saben también

Artículo Completo

Relaciones perfectas

Cada situación que vives con otra persona es la perfecta y necesaria para tu evolución, por ello es importante que no te aferres a emociones negativas como

Artículo Completo

Un perfecto error

Mi abuelo amaba la vida, especialmente cuando podía hacerle una broma a alguien.? Hasta que un frío domingo en Chicago, mi abuelo pensó que Dios le había

Artículo Completo

Hay esperanza

Leslie Weatherhead narró una historia de esperanza en medio de los días obscuros de la Segunda Guerra Mundial y de los bombardeos relámpagos de los nazis contra

Artículo Completo

Sé siempre sordo

Era una vez una carrera de sapos. El objetivo era llegar a lo alto de una gran torre. Había en el lugar una gran multitud. Mucha gente

Artículo Completo