Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Elimina la basura

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Mientras iba en un auto pasé por la lado de un letrero que decí­a: $100 de multa por tirar basura en la autopista. Al poco tiempo vi otro letrero que decí­a: Basurero: 1,5 km. Poco después le pasé a un camión de basura que se dirigí­a a la planta de eliminación.

Se pueden hacer tres cosas con la basura: la puedes recoger, la puedes esparcir o la puedes eliminar.

Algunas personas recogen basura; siempre están escuchando algún chisme selecto. Si tan sólo fueran colectores, el problema no serí­a tan grave. Pero estos colectores muchas veces son como las personas que arrojan basura en las ví­as públicas e insisten en esparcirla por la autopista de la vida. Gracias a Dios que también están los que la eliminan. Colocan los desperdicios a donde tienen que ir: en «el basurero» del olvido.

Hoy vas a encontrar mucha basura. La puedes recoger, la puedes esparcir, o la puedes eliminar. Pí­dele a Dios que te ayude a hacer lo que le agrada y lo que sea útil a los demás.

Santiago 4:11 nos dice: «No habléis mal los unos de los otros.» Si no puedes decir nada útil, no digas nada. Si escuchas un rumor dañino, colócalo de inmediato en la «bolsa de la basura». Luego ora por la persona sobre la que están hablando, así­ como por el que te lo dijo. No divulgues el chisme, sino elimí­nalo en silencio. El chisme muere pronto si no se repite.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Pioneros

Hace muchos años en la tierra de las oportunidades, un niño soñaba con ser un guerrero, su placer era mirar a los grandes y valientes

Artículo Completo

Un mal razonamiento

Al final de un paseo Manuel y Luis, dos amigos cristianos, llegaron a una colina que se imponía sobre un próspero y largo valle. Asombrados

Artículo Completo

La vida cristiana

… no sois muchos sabios según la carne, no muchos poderosos, no muchos nobles, antes […] lo flaco del mundo escogió Dios, para avergonzar lo

Artículo Completo

El juicio

En una aldea había un anciano muy pobre, pero hasta los reyes lo envidiaban porque poseía un hermoso caballo blanco. Los reyes le ofrecieron cantidades

Artículo Completo