Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El zapatero de Ronald Reagan

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El ex presidente Ronald Reagan tenía una tía que lo quería mucho y era muy bondadosa con el. En una ocasión ella llevó al joven Reagan a un zapatero para que le hiciera un par de zapatos a la medida. El zapatero le preguntó: ¿Quieres los zapatos con punta cuadrada o redonda? Ronald tartamudeó un poco, él no sabía lo que quería. El zapatero dijo: «Esta bien. Ven por acá dentro de un par de días, me dices lo que quieres y te haré los zapatos».

Dos días después, el zapatero lo vio en el pueblo y le volvió a preguntar: «¿Quieres los zapatos con punta cuadrada o redonda?» Ronald le contesto: «No sé». El zapatero le dijo: «Ven dentro de dos días y tus zapatos estarán listos».

Ronald Reagan solía contar que cuando fue a buscar los zapatos, uno de ellos tenía la punta cuadrada y el otro redonda. El zapatero lo miró y le dijo: «Esto te enseñará que desde ahora en adelante, no debes permitir que la gente tome decisiones por ti». Y el ex presidente agregaba: «Aprendí allí mismo a tomar mis propias decisiones, si uno no lo hace, otro lo hará por uno»

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Vivir juntos

Cuenta una leyenda de los indios Sioux que, cierta vez,  llegaron tomados de la mano a la tienda del viejo hechicero de la tribu y le pidieron:

Artículo Completo

Los cuatro elementos

La clase estaba más llena de lo habitual. Podía notarlo. También más callada. La vuelta a la normalidad se realizaba lentamente, pero a todos nos costaba. Y

Artículo Completo

Queridos Reyes Magos

Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escuchar como todos los días lo que su hija le contaba de sus actividades en

Artículo Completo

Pan para los demás

Puede que sea bonito, pero desde luego no es nada fácil hacerse pan. Significa que ya no puedes vivir solo para ti, sino también para los demás.

Artículo Completo