Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El vuelo de los patos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Los patos vuelan todos juntos en forma de V. La ciencia nos dice que el movimiento de las alas crea un cojín de aire que sostiene al pato que se encuentra detrás del primero. Volando en V, los patos pueden recorrer una distancia de por lo menos un 70% más grande que si cada uno volara solo.

Cuando un pato se sale de la fila, siente una presión fuerte causada por el viento, entonces regresa rápidamente a su lugar para aprovechar ese cojín de aire. Cuando el pato que va en la punta se siente cansado, deja su lugar y otro pato toma el lugar de la cabeza, que ocupará otro que esté más descansado en ese momento.

Los patos que van detrás, graznan para animar al que va delante, para que mantenga la velocidad.

Para terminar, cuando un pato se enferma o está golpeado y tiene que salir de la V, dos patos lo acompañan para ayudarlo y protegerlo. Se quedan con el pato enfermo hasta que este capacitado para volar o hasta que muera, solo en ese momento regresan al grupo.

Por otro lado, en los grupos, las familias, las clases cuando se comparte y se ayudan entre ellos se consigue el mismo efecto que los patos. Cuesta mucho menos volar juntos que cada uno por separado. Si alguien se quiere ir, como el pato que abandona el cojín de aire, se da cuenta que se queda solo y de que cuesta mucho más hacer las cosas que si estuviera acompañado. Además, los patos se ayudan entre ellos cuando el pato que esta en cabeza se siente cansado o cuando graznan para animarle, colaboran entre ellos, porque todos tienen un mismo objetivo. Nosotros a veces también graznamos, pero no siempre es para animar. Por eso, si voláramos como los patos, y tuviéramos tanto sentido común como los patos, nos ayudaríamos siempre unos con otros.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Muerto o solo herido?

Se cuenta la historia de un rico propietario de una plantación y su siervo, Amos. El Sr. Stafford era aficionado a la caza. A menudo llevaba a

Artículo Completo

Androcles y El León

Un esclavo llamado Androcles tuvo la oportunidad de escapar un día y corrió hacia la foresta. Y mientras caminaba sin rumbo llegó a donde yacía un león,

Artículo Completo

Jesús en Nazaret

Jesús fue a Nazaret, su propia tierra, el pueblo donde se había criado, donde comenzó a enseñar en la sinagoga del lugar. La gente, admirada, decía: ¿Dónde

Artículo Completo

Job 33: Reproches a Job

Job 33:1  Por tanto, Job, oye ahora mi discurso, y presta atención a todas mis palabras. Sigue la apología, y tras ella Eliú declara que  Dios persigue

Artículo Completo

El árbol que supo quien es

En algún lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un hermoso jardín con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales,

Artículo Completo