Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El Tesoro Bajo la Tierra

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Un labrador oyó un ruido bajo la rueda del rastrillo de su arado. Miró con curiosidad y descubrió desenterrado un cofre lleno de monedas de oro. ¡Qué suerte! Lo tomó y lo enterró profundamente en su jardín. «¿Qué hacer con eso?» se preguntó.

Se imaginó todo lo que podría comprar y finalmente decidió cualquier cosa.

Este cofre lleno de monedas de oro sería su seguridad en caso de una dura temporada. Y tal seguridad cambió su carácter: de precavido llegó a ser relajado, de gruñón pasó a ser agradable y eliminó su intolerancia.

De hecho, vislumbró una vida hermosa y feliz, sabiendo que aunque llegaran tiempos duros, podría hacerles frente.

Sus últimas horas llegaron y antes de morir, reunió a sus hijos y les reveló su secreto. Murió instantes después.

El día siguiente, sus hijos cavaron en el lugar indicado, encontraron el cofre, pero ¡qué sorpresa, estaba vacío. Las monedas habían sido robadas al labrador desde hacía más de 10 años.

Cuántas veces en nuestras vidas dependemos de lo material para tener un buen semblante, cuando la vida es muchísimo más que eso. De esta forma perdemos tiempo, alegría y vida con nuestros seres queridos al ponerlo todo en virtud de las cosas materiales que tenemos.

Recuerda ser feliz, pues tienes el más grande tesoro al alcance de tus manos… Jesús. Si lo «enterramos» en nuestro corazón, toda nuestra vida cambiará.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Los peces de 16 centímetros

Cuentan que un día, bien temprano salió a pescar esta persona con mucho ánimo y contento, ya que sentía que pescaría mucho. Tenía todas las condiciones perfectas

Artículo Completo

Cuando llegó la muerte

El discípulo de un conocido maestro, estaba un día sentado en un rincón de una posada, cuando oyó hablar a dos personajes. Por lo que decían, se

Artículo Completo

El Amor de Dios y el nuestro

Franklin Graham lo lamenta ahora, pero tuvo una juventud alocada y rebelde. Un día llegó rugiendo a casa de su papá, montado en su motocicleta Harley Davidson

Artículo Completo

El diagnóstico

Una jovén madre a quien le habían diagnosticado una forma de cáncer tratable regresó a casa del hospital, sintiéndose incómoda por su apariencia física y la pérdida

Artículo Completo