Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El que nos hizo nos conoce

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Se cuenta la historia de un joven que estaba trabajando debajo del chasis de su «Ford T» tratando en vano de que anduviera. Después de un largo rato, un elegante automóvil se detuvo junto a él. Un caballero muy bien vestido bajó, fue hacia el joven y, observando la dificultad, le dijo que hiciera un pequeño ajuste en la regulación del motor. Con cierta desgana obedeció el muchacho.

«Ahora», le dijo el caballero, «su automóvil andará.»

El «Ford» arrancó inmediatamente. Sorprendido el muchacho de que el caballero supiera tanto de mecánica le preguntó quién era.

Tranquilamente el hombre le contestó: «Yo soy Henry Ford. Inventé ese automóvil y conozco a fondo su mecanismo.»

Existe Uno que nos conoce perfectamente, ya que él nos hizo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Sal y luz del mundo

Ustedes son la sal de este mundo. La sal es buena; pero si la sal deja de estar salada, ¿cómo podrá recobrar su sabor? ¿Cómo podrán ustedes

Artículo Completo

La vasija agrietada

Un cargador de agua en la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo que llevaba encima de los hombros. Una de

Artículo Completo

El depósito de la Fe

El error nunca se presenta en toda su desnuda crudeza, a fin de que no se le descubra. Antes bien se viste elegantemente, para que los incautos

Artículo Completo