Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El precio de tus sueños

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Había dos niños que patinaban sobre una laguna congelada. Era una tarde nublada y fría, pero los niños jugaban sin preocupación cuando, de pronto, el hielo se reventó y uno de los niños cayó al agua.

El otro niño viendo que su amiguito se ahogaba debajo del hielo, tomó una piedra y empezó a golpear con todas sus fuerzas hasta que logró quebrarlo y así salvar a su amigo.

Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, preguntaron:

— Como lo hizo ? El hielo esta muy grueso, es imposible que lo haya podido quebrar con esa piedra y con sus manos tan pequeñas.

En ese instante apareció un anciano y dijo:

— Yo sé como lo hizo.

— ¿Cómo?

— No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Gracias a Dios

Aunque me tapo los oídos con la almohada y gruño de rabia cuando suena el despertador, doy gracias a Dios que puedo oír. Hay muchos que son

Artículo Completo

Job 24: Quejas de Job

Job 24:1  ¿Por qué no se reserva los tiempos el Todopoderoso, y por qué no ven sus días los que le conocen? Continuando su soliloquio, Job se

Artículo Completo

El ratón y la ratonera

Un ratón, mirando por un agujero en la pared ve a un granjero y su esposa abriendo un paquete. Pensó, luego, qué tipo de comida podía haber

Artículo Completo