Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El pescador satisfecho

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El rico industrial del Norte se horrorizó cuando vio a un pescador del Sur tranquilamente recostado contra su barca y fumando una pipa.

— ¿Por qué no has salido a pescar?

— Porque ya he pescado bastante por hoy.

— ¿Y por qué no pescas más de lo que necesitas?

— ¿Y qué iba a hacer con ello?

— Ganarías más dinero, de ese modo podrías poner un motor a tu barca. Entonces podrías ir a aguas más profundas y pescar más peces. Entonces ganarías lo suficiente para comprarte unas redes de nylon, con las que obtendrías más peces y más dinero. Pronto ganarías para tener dos barcas y hasta una verdadera flota.
Entonces serías rico, como yo.

— ¿Y qué haría entonces?

— Podrías sentarte y disfrutar de la vida.

— ¿Y qué crees que estoy haciendo en este preciso momento?

Es más acertado conservar intacta la capacidad de disfrutar que ganar un montón de dinero.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La perla y la ostra

Una ostra que no ha sido herida no puede producir perlas. Las perlas son producto del dolor, el resultado de la entrada de una sustancia

Artículo Completo

Petición concedida

Esta mañana llamé a la puerta del cielo y Dios me preguntó: — Hijo mío, ¿qué puedo hacer por ti? Y yo le respondí: —

Artículo Completo