Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El oso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Dos adolescentes caminaban por un bosque cuando de pronto un enorme oso se les apareció; uno, sin decir nada al otro corrió a treparse a un árbol, mientras que su compañero se tiró al suelo fingiéndose muerto; el oso lo olfateó y hasta resopló en su oreja, el muchacho soportó sin moverse, auque sentí­a mucho miedo. Hasta que finalmente el animal se fue, pues esa clase de osos no les gusta la carne muerta, el muchacho del árbol bajó y le preguntó al otro: ¿Qué te dijo el oso cuando te habló en la oreja? «Me Dijo», Contestó Pálido del Susto, «que Jamás Confié en Aquel que me abandona en Tiempo de Necesidad».

Varias situaciones de una fábula sólo son verdad en la imaginación del autor; Sin embargo, el diario vivir presenta casos dignos de reflexión. Salomón el rey sabio dijo: «En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en el dí­a de la angustia» y «Amigo hay más unido que un hermano». Jesucristo Expresó: «El írbol es conocido por su fruto» queriendo decir, que se valora a los hombres a través de lo que hacen y no por lo que dicen que son.

Si alguien espera hallar amistad en los demás sin hacer nada, a lo mejor envejece y no la encuentra; pero si prueba primero ser amigo, verá con satisfacción que otros a él ya le buscaban

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Carpe diem

Aprovecha el día, no dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el

Artículo Completo

Cara pero bella

Poco a poco la oferta fue subiendo en aquella subasta. Comenzó en mil dólares, y ya iba llegando a veinte mil. El subastador comenzó a sudar; el

Artículo Completo

Contra quién luchamos

Se cuenta lo siguiente de un viejo anacoreta o ermitaño, es decir, una de esas personas que por amor a Dios se refugian en la soledad del

Artículo Completo