Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El mito de Dios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Una profesora, desesperada ante la nada que nuestro finito conocimiento nos ofrece de la vida espiritual, quiso demostrar a sus alumnos de escuela elemental que Dios es un mito, que Dios no existe.

— Hoy vamos a aprender que Dios no existe. Entonces, dirigiéndose a uno de los niños dice: ¿Tito, ves el árbol allá afuera?

— Si, maestra.

— ¿Tito, ves la hierba?

— Si, maestra.

— Vete afuera y mira hacia arriba y dime si ves el cielo.

Tito sale, regresando unos minutos mas tarde.

— Sí, vi el cielo, maestra.

— ¿Y vistes a Dios?

— No, maestra.

— Esto es exactamente mi punto. Podemos ver todo lo que existe, pero no podemos ver a Dios porque no existe. Es sólo un mito.

En ese momento, María, una compañera de Tito, pidió a la maestra si podría hacerle más preguntas a Tito. La maestra, algo sorprendida, accedió.

— ¿Tito, ves los árboles afuera?

— Sí.

— ¿Ves la hierba?

— Ya aburrido de tantas preguntas, Tito contesta sí.

— ¿Ves a la maestra?

— Sí, contesta Tito dando muestras de mal humor.

— Todo lo que existe se ve, ¿cierto?

— Sí.

— ¿Ves el cerebro de la maestra?

— No.

— Entonces, Tito, según nos han enseñado hoy, ¡nuestra maestra no tiene cerebro!

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La avispa brava

La avispa aquel día, desde la mañana, como de costumbre, bravísima andaba. El día era hermoso, la brisa liviana; cubierta la tierra, de flores estaba y mil

Artículo Completo

Decisiones extremas

¿Qué harías si te encontraras en alguna de estas situaciones? El padre es asmático, la madre tuberculosa. Tuvieron cuatro hijos, el primero es ciego, el segundo es

Artículo Completo