Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El jardín

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Paseaba un rey un día disfrutando de su precioso jardín, descubrió preocupado que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo, entonces decidió investigar los motivos:

— Preguntó al roble y éste le contestó que se moría porque él no podía ser tan alto como los pinos, sin embargo encontró también alicaído al pino y al preguntarle le dijo que no podía dar uvas como la vid, curiosamente la vid se secaba porque no podía florecer como las rosas, en cambio las rosas lloraban por no ser fuertes y sólidas como el roble, después encontró un pequeño clavel floreciendo, precioso como nunca, el rey le preguntó.

— ¿Cómo es posible que crezcas tan saludable en medio de este jardín tan mustio y deprimido?

— El clavel le contestó: — quizás sea porque siempre he pensado que ya que me plantaste, querías un bello clavel, yo siempre me he dicho «soy un clavel, no soy una rosa ni un tulipán, soy un clavel e intentaré ser el mejor clavel que pueda y aquí estoy, el más hermoso, bello y feliz clavel del jardín.

Es curioso cuántas veces los seres humanos no somos felices por no saber amar lo que somos sino desear lo que son los demás.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Salto al vacío

Cierta oportunidad, el pequeño hijo le preguntaba a su padre: — Papá… ¿Qué es la fe? Para explicárselo, el papá trajo al niño hasta la boca del

Artículo Completo

Vitaminas para el alma

Cuando las horas de desaliento te invadan el alma, y las lágrimas afloren en tus ojos, búscame: Yo Soy aquel que sabe consolarte y pronto detiene tus

Artículo Completo

Hay que vivir la vida

Los necios, con todos sus otros pensamientos, también tienen este: siempre se están preparando para vivir, pero nunca viven. Nuestro éxito comenzará cuando comencemos a trabajar por

Artículo Completo

El vil ratón

En una ciudad muy grande y muy bonita habí­a un barrio que sobresalí­a entre todos los otros, por ser el más lujoso; sus casas eran unas hermosas

Artículo Completo

La zorra y el aguila

Un águila y una zorra que eran muy amigas decidieron vivir juntas con la idea de que eso reforzarí­a su amistad. Entonces el águila escogió un árbol

Artículo Completo