El consejo de Talleyrand

Un racionalista francés, inventor de la llamada «Religión Natural», se quejaba al conocido ministro Talleyrand del poco éxito que había tenido su religión, a pesar de haber escogido para la misma la mejor ética contenida en el cristianismo y en otras religiones, y le pidió consejo sobre el mejor modo de acreditarla.

—Es muy sencillo —replicó Talleyrand—. Haga usted unos cuantos milagros aquí en París y en otras ciudades de Francia; después, déjese crucificar, resucite al cabo de tres días, y verá usted cómo muchas personas creerán en su religión.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

El nacimiento de Juan

El nacimiento de Juan

Al cumplirse el tiempo en que Isabel debía dar a luz, tuvo un hijo. Sus vecinos y parientes fueron a felicitarla cuando supieron que el

Leer Más >>

Perdonados

Había un cierto rico escocés que habí­a prestado en vida mucho dinero a varias personas. Siendo este rico muy considerado, trabajaba con cariño a sus

Leer Más >>

Gotitas de vida

Cuando se cierra una puerta hacia la felicidad, otra se vuelve a abrir, pero nos  empeñamos en seguir mirando hacia la puerta cerrada y no

Leer Más >>