Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El camello

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Si no te decides a cambiar y a progresar, se te podrá aplicar el cuento del camello:

«Había una vez un árabe que viajaba de noche. Sus esclavos, a la hora del descanso, se encontraron que no tenían mas de 19 estacas para atar a sus 20 camellos.

Cuando consultaron al amo, éste les dijo:

— Simulen que clavan una estaca. Cuando lleguen al camello número 20 creerá que está atado.

Así lo hicieron efectivamente, y a la mañana siguiente todos los camellos estaban en su sitio, y el numero 20, al lado de lo que se imaginaba era su estaca, sin moverse de allí. Al desatarlos para marcharse, todos se pusieron en movimiento menos el numero 20 que seguía quieto sin moverse . Entonces el amo dijo:

— Hagan el gesto de desatar la estaca de la cuerda, pues el tonto aún se cree atado».

Así lo hicieron, y el camello entonces se paró y se puso a caminar con los demás .

¿Cuales son las falsas ataduras que te impiden ser tu mismo? ¿Habrá otros que te amarran a tu inautenticidad por la cual no aspiras ser tu mismo? Y, ¿por qué no tratar de aprovechar al máximo tus inmensas potenciales aspirando ser tu mismo?.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Sermón del monte

Al ver la multitud, Jesús subió al monte con ellos y se detuvo en un llano y se sentó. Se habían juntado allí muchos de sus seguidores

Artículo Completo