El amor

Publicaciones realizadas por ángeles que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar

A veces duele amar a alguien y no ser correspondidos. Pero lo que es más doloroso es amar a alguien y no tener el valor para decirle a esa persona Te ameo…

Tal vez la vida quiere que nosotros conozcamos a unas cuantas personas equivocadas antes de conocer a la persona correcta, para que al fin, cuando la conozcamos, sepamos ser agradecidos por ese maravilloso regalo…

Una de las cosas más tristes del destino es cuando conoces a alguien que significa todo y sólo para darte cuenta finalmente, que no era para ti, que le debes dejar ir…

Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo aquella puerta que se cerró, que no somos capaces de ver la que se ha abierto frente a nosotros.

Darle a esa persona una nueva oportunidad, quizás seria lo mejor que te pudiera pasar… Todos cometemos errores, todos nos equivocamos… a veces esos errores nos cuentan caro, pero de ellos se aprende y mucho… Es cierto que no sabemos lo que tenemos a nuestro lado hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos…

Darle a alguien todo tu amor nunca es un seguro de que te amará, pero no esperes que te amen; sólo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona.

Dalo todo sin esperar nada a cambio… Da lo mejor de ti sin esperar una recompensa… El amor de eso se trata: es un sacrificio perpetuo y constante…

Pero si aun así el amor no crece en el corazón de la otra persona, no sufras: sé realmente feliz porque creció en el tuyo…

Hay cosas que te encantaría oír y que nunca escucharás de la persona que te gustaría que las dijera. Hay cosas que seguro tú has hecho por ella y crees que no le han importado. No importa: sigue dando, continúa amando… pero no sufras: siéntete orgulloso de lo que has sabido dar, de tu capacidad de amar… y no seas tan sordo para no oír las palabras dulces de quien las dice desde su corazón y quizás no escuchas…

Nunca digas adiós si todavía quieres intentar; nunca digas que ya no amas si así no lo sientes… Agota el último recurso, busca una solución a todo, ya que siempre la hay… Nunca te des por vencido ni aun vencido, y mucho menos aún si sientes que puedes (y debes) seguir luchando. Lucha por quien amas, lucha por lo que sientes… Intenta que la otra persona te ame y sepa lo que con ese amor puede ganarse… Nunca le digas a una persona que no la amas si no puedes dejarla ir… si no puedes dejar de pensar en ella, si la miras a los ojos y aún sientas cosas bellas…

El amor llega a quien espera, aunque le hayan decepcionado, aunque sienta que ya nada tiene sentido. El amor siempre llega a quien lucha y es constante, a quien aún cree aunque haya sido traicionado, a quien todavía necesite amar aunque antes haya sido lastimado y a quien tiene el coraje y la fe para construir la confianza de nuevo, pese a todo lo que le haya pasado…

El principio del amor es “dejar que aquellos que conocemos sean ellos mismos”, y no tratar de adaptarlos a nuestra propia imagen, porque entonces sólo amaremos el reflejo de lo que nosotros mismos somos en ellos. ¿Qué sentido tiene amar a tu propia imagen, cuando no hay nada más hermoso que darlo todo por el otro?

No vayas por lo externo: esto te podría engañar. Dicen que las apariencias engañan, pero el corazón las revela… Lo único que perdura a través del tiempo son los sentimientos, el ser maravilloso que por dentro tenemos… por eso ve y busca a quien valora tu sonrisa, a quien se deslumbra con tu mirada, a quien muere por tus caricias…

Ve por alguien que te haga sonreír, por alguien que te lo dé todo sin pedir nada a cambio, por ese alguien que sane tu corazón herido, por alguien que jamás te haya traicionado, que nunca te haya decepcionado… Tan sólo esa persona se merece tu amor, tus lágrimas y tu cariño… Toma su sonrisa para que tu día oscuro se llene de luz y bebe de sus labios para no tener nunca más sed…

Espero que encuentres a aquella persona que te haga sonreír y que sane todas tus heridas…

Hay momentos en que extrañas tanto a esa persona, que quisieras sacarla de tus sueños y abrazarla con todas tus fuerzas. Entonces, espero que sueñes con ese alguien tan especial y logres arrancarle de tus sueños y hacerle realidad…

Sueña lo que quieras soñar, ve a donde quieras ir, sé lo que quieras ser, haz lo que quieras hacer, pero lucha por todo lo que quieres tener, porque tienes tan sólo una vida y una oportunidad para hacerlo y si no lo consigues, al menos podrás decir que lo has intentado… No hay nada más triste que ver lo que podrías haber logrado y ni siquiera nunca lo hayas intentado…

Espero que tengas suficiente felicidad para hacerte dulce, suficientes obstáculos para hacerte fuerte, suficiente dolor para mantenerte humano y suficiente esperanza para seguir ilusionado…

La felicidad espera por aquellos que lloran, que han sido lastimados, aquellos que buscan, aquellos que tratan… Porque sólo ellos pueden apreciar la verdadera importancia de las personas que han llegado y partido de sus vidas…

El amor comienza con una sonrisa, crece con un beso y muere con una lágrima. Es hora de secar esa lágrima e intentarlo de nuevo…

Deja un Comentario. Tu opinión es valiosa para nosotros

Lionel Valentin Calderón

Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Nuevo Testamento

Antiguo Testamento

Historias para Reflexionar

Amor Ciego

Amor ciego

Una pareja de jóvenes estaban muy enamorados y se iban a casar. Unos meses antes

Collar de perlas

Jenny era una linda niña de cinco años de ojos relucientes. Un día mientras ella

Mecánico

Una vez iba un hombre en su automóvil por una larga y muy solitaria carretera

Solicita Nuetro Boletín

Al enviar esta solicitud acepto los Términos y Condiciones de Bendiciones Cristianas