Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Donde esta Jesús?

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Se cuenta la historia de una familia europea de alta alcurnia que hace muchos años iba a bautizar a una pequeña criatura en la gran sala de su enorme mansión. Muchos huéspedes habían sido invitados para la ocasión, y todos llegaron vestidos con sus ropas más elegantes. A medida que se iban quitando sus abrigos, éstos eran llevados al piso superior para ser colocados sobre una cama en uno de los dormitorios.

Pasada la conmoción de la llegada de los huéspedes, y luego de un largo rato de animada conversación, todo el mundo se aprestó para la ceremonia del bautismo de la criatura. De pronto alguien preguntó para sorpresa de todos: «¿Dónde está el bebé?» La institutriz corrió escaleras arriba, buscando por todos lados, y regresó con el rostro pintado de desesperación.

No podía encontrar al bebé por ningún sitio. La búsqueda continuó durante unos minutos que parecieron eternos, hasta que alguien recordó haber visto a la criatura acostada sobre una de las camas. Y allí estaba todavía, bajo las ropas de abrigo de los invitados. Era irónico. El mismo objeto de la celebración había sido olvidado descuidado y por poco destruido.

Cuando voy caminando por la calle en los días navideños, a menudo me pregunto: ¿Y esto es la Navidad? ¿Dónde está el Niño cuyo cumpleaños supuestamente celebramos el 25 de diciembre? Compra de regalos y obsequios, villancicos, decoraciones especiales, brindis, arbolitos con luces de colores… ¿Es este el propósito de la Navidad? Las decoraciones son bonitas y coloridas, la música navideña me atrae; pero, ¿a eso se remite la Navidad?

¿Dónde está el Niño Jesús? ¿Dónde le han puesto?

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Joyas del pensamiento

1. Los caminos del hombre llevan a un fin sin esperanza… los de Dios, a una esperanza sin fin. 2. El mucho arrodillarnos nos mantendrá

Artículo Completo

La Palabra de Dios se hace hombre

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.
Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.

Artículo Completo

Despierta y atrévete

Despierta, libérate, anímate a realizar lo que deseas lograr, no pierdas un instante más, ya habrá tiempo en la eternidad para siempre descansar en paz.

Artículo Completo