Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Dios siempre hace lo que tiene que hacer: lo correcto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Un sabio, decía que nuestra forma de pensar se congela y nos quedamos recorriendo siempre los mismos caminos, pues la mente se fija a las cosas que pensamos. Hoy en día este fenómeno se conoce como «paradigma».

Imaginemos que vamos en bicicleta por una carretera: el aire fresco golpeándonos el rostro; los árboles, las nubes, la naturaleza, las aves, los montes lejanos… Imaginemos que de pronto vemos una gran piedra en medio del camino.

Si fijamos toda nuestra atención en la piedra -es decir, en el obstáculo-, por más que sólo ocupe un breve espacio en la carretera, terminaremos chocándonos con ella.

Pensemos cuántas veces descubrimos un obstáculo en la vía y, al asumirlo como si fuera lo único, hacemos desaparecer todas las demás opciones (los árboles, las nubes, el resto del camino), dirigiéndonos irremediablemente hacia él, hacia la piedra.

No permitamos hoy que los obstáculos desvien nuestra atención y nos hagan creer que ya no hay salida, siempre hay oportunidades que vienen con ellos.

«Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien.» Romanos 8:28

Y por eso El es el mediador de un nuevo pacto, a fin de que habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto, los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna. Hebreos 9:15

Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios , a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 1 Pedro 2:9

…no devolviendo mal por mal, o insulto por insulto, sino más bien bendiciendo, porque fuisteis llamados con el propósito de heredar bendición. 1 Pedro 3:9

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Evangelio según Marcos

Los tres primeros evangelios, Mateo; Marcos y Lucas, se conocen como los evangelios sinópticos. La palabra sinóptico viene de dos palabras griegas que quieren decir ver juntamente;

Artículo Completo

Salmo 91: Mi refugio

Salmo 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo morará a la sombra del Omnipotente. En estos versículos aparecen tres títulos que designan a Dios aparte de

Artículo Completo