Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Dios es un Dios de personas ocupadas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

A veces se piensa que los que deciden acercarse a Dios o a la Iglesia son personas que no tienen que hacer…

Cuando Dios llamó a Moisés, estaba ocupado con sus ovejas en el monte Horeb.

Cuando llamó a Gedeon, estaba sacudiendo el trigo en una era.

Cuando buscó a Saul, estaba buscando las asnas de su padre.

Cuando llamó a Eliseo, estaba arando con doce yuntas de bueyes.

Cuando llamó a David, estaba apacentando las ovejas de su padre.

Cuando llamó a Nehemías, estaba sirviendo al rey.

Cuando llamó a Amós, estaba pastoreando sus ovejas.

Cuando llamó a Pedro y a Andrés, estaban echando las redes al mar.

Cuando llamó a Juan y a Santiago, estaban aderezando sus redes.

Cuando llamó a Mateo, estaba cobrando impuestos.

Ninguno, pues, estaba con los brazos cruzados y desocupados… Tú, ¿te consideras una persona muy ocupada?

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Trabajemos con Gozo

Una persona feliz no es una persona con un juego particular de circunstancias, sino más bien una persona con un juego particular de actitudes. Hugh Downs ¡Tenemos

Artículo Completo

El barril de vino

Cierto día se organizó en el pueblo una gran fiesta. Todo estaba preparado para el gran evento. En la plaza del pueblo habían construido un gran barril

Artículo Completo

La sopa de piedras

Hubo una vez, hace muchos años, un país que acababa de pasar una guerra muy dura. Como ya es sabido las guerras traen consigo rencores, envidias, muchos

Artículo Completo