Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Diferencias

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Cuando un ganador comete un error, dice: Me equivoqué. Cuando un perdedor comete un error, dice: No fue mi culpa. Un ganador trabaja más fuerte que el perdedor y tiene más tiempo; Un perdedor está siempre muy ocupado para hacer lo que es necesario.

Un ganador enfrenta y supera el problema; un perdedor le da vueltas y nunca logra pasarlo. Un ganador se compromete: Un perdedor hace promesas. Un ganador dice, soy bueno, pero no tan bueno como me gustaría ser. Un perdedor dice, no soy tan malo como lo es mucha otra gente.

Un ganador escucha, comprende y responde. Un perdedor sólo espera hasta que le toque su turno para hablar. Un ganador respeta a aquellos que son superiores a él y trata de aprender algo de ellos. Un perdedor se resiste con aquellos que son superiores a él y trata de encontrarle los defectos.

Un ganador se siente responsable por algo más que su trabajo solamente. Un perdedor no colabora y siempre dice, sólo hago mi trabajo. Un ganador sabe que debe haber una mejor forma de hacerlo. Un perdedor dice, ésta, es la mejor manera de hacerlo y siempre lo hemos hecho así.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Durmiendo como delfines

A diferencia de los seres humanos, los delfines poseen respiración voluntaria. Eso significa que tienen que ser conscientes al momento de respirar y darle la

Artículo Completo

Ministro sabio

Un sultán decidió hacer un viaje en barco con algunos de sus mejores cortesanos. Se embarcaron en el puerto de Dubai y zarparon en dirección

Artículo Completo

En búsqueda del Buda

Cuenta la leyenda que una vez un monje budista decidió viajar para encontrarse con su maestro. Si todo iba bien le llevaría tres semanas llegar

Artículo Completo