Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Diez pasos para tener una úlcera

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Siga estos diez simples pasos, y podrá tener su propia úlcera, al igual que muchos otros miembros de su oficina. ¡Y si actúa rápido, obtendrá un bono de cansancio extra y estrés sin aviso de retorno!

  1. En el trabajo, trate de hacer mucho dinero, más rápido que sus compañeros.
  2. Coma solo a veces. No desayuno, tome solo una taza de café. Es más, reemplace la mayor cantidad de comidas posibles por bebidas con azúcar y cafeína.
  3. Trate de trabajar con todas sus energías cada vez que pueda. Siempre dé vía libre a su enojo.
  4. Preocúpese por todo. Y no ore por nada.
  5. No se tome vacaciones. Después de todo, son para los débiles. Y no olvide llevar su trabajo a su casa.
  6. No le preste atención al menor síntoma físico, tal como dolor abdominal, náuseas o mareos. Sea fuerte.
  7. Siempre sostenga su opinión como si estuviese pegada con cola. No piense que a veces puede estar equivocado. Conserve su opinión con rigidez.
  8. Nunca delegue responsabilidades. Hágalo usted mismo, y hágalo con perfección.
  9. No duerma ocho horas. Usted puede manejar con solo cuatro o cinco. También puede tomar café si se siente cansado durante el día. Y luzca esas ojeras como condecoraciones al valor.
  10. Nunca, bajo ninguna circunstancia descanse. Alguien puede ir delante de usted y tomar el premio que usted merece.

No sacrifique su salud por hacer riqueza.

Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necesitas y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición. 1 Timoteo 6:9

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El Amor obra milagros

¿Aquella tarde a Gabriela – uno de los pequeños personajes de una novela de Gerard Bessiere – le preguntó su amigo Jacinto: — ¿Qué has hecho hoy

Artículo Completo

Viendo con el corazón

María fue una bondadosa auxiliar de maestra, que simplemente quería Amar mejor a sus estudiantes, niños con problemas emocionales. Ella pudo haber sido muy tolerante, pero Danny

Artículo Completo