Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deuteronomio 5: Los Diez Mandamientos

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

El tipo de leyes que forman el Decálogo son llamadas leyes apodícticas. Estas leyes, generalmente en forma de mandatos o imperativos, establecen normas u obligaciones que todos los miembros de la comunidad del pacto deben obedecer. Las leyes apodícticas de los Diez Mandamientos son prohibiciones que representan la autoridad de Jehová sobre Israel. Estas leyes también sirven como reglas para mantener la paz y la relación personal entre los miembros de la comunidad del pacto. La forma de la ley apodíctica aparece en los tratados del segundo milenio a. de J.C., especialmente en los tratados de vasallaje, comunes en el imperio hitita.

Los primeros cuatro mandamientos declaran las responsabilidades de cada miembro de la comunidad hacia Jehová. Los otros seis mandamientos declaran las responsabilidades de cada individuo hacia otros miembros de la comunidad. La enumeración de los mandamientos difiere entre las comunidades religiosas. Las iglesias protestantes y evangélicas siguen la enumeración tradicional. La Iglesia Católica Romana une el primer y segundo mandamientos para hacer uno solo y divide el décimo para tener el noveno y el décimo mandamientos.

El 6 sirve como una introducción a los Diez Mandamientos. Igual que los tratados de vasallaje, el 6 sirve como un preámbulo o introducción histórica de las estipulaciones del pacto. El preámbulo introduce al gran rey y declara el antecedente histórico para establecer el pacto: Yo soy Jehová tu Dios que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud. Según Rowley, la forma singular de la introducción, tu Dios, indica que Dios habla no solamente a Israel como nación sino individualmente a cada israelita.

El primer mandamiento

El primer mandamiento prohíbe la adoración de otros dioses. Las naciones de Canaán tenían imágenes de muchos dioses en sus templos. Pero el culto de Israel no permite la presencia de otros dioses delante de Jehová. La palabra delante tiene también el sentido de “enfrente de mí”.

Aunque el primer mandamiento excluye la adoración de otros dioses, el mandamiento no excluye la idea de la existencia de otros dioses. La idolatría de Israel durante el período monárquico es una evidencia de que la mayoría de los israelitas creían en la existencia de otros dioses. Solamente la experiencia del exilio y la predicación del profeta exílico forzó a Israel a entender que no hay otro Dios más que Jehová.

La primera tabla declara:

1. La naturaleza única de Dios

2. La espiritualidad de Dios

3. La santidad del nombre de Dios

4. La santidad del séptimo día

5. La santidad de los padres

La segunda tabla declara:

1. La santidad de la vida

2. La santidad del matrimonio

3. La santidad de la propiedad

4. La santidad de la verdad

5. La santidad de ser libres del materialismo

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El abrazo

Se ha comprobado que todos necesitamos contacto físico para sentirnos bien, y una de las formas más importantes de contacto físico es el abrazo. Cuando

Artículo Completo

Caifás interroga a Jesús

La acción se iba moviendo ininterrumpidamente hacia el desenlace inevitable. Por aquel entonces los poderes del Sanedrín eran limitados, porque los que gobernaban el país

Artículo Completo