Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deuteronomio 33: Moisés bendice a las doce tribus de Israel

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deu 33:18 A Zabulón dijo: Alégrate, Zabulón, cuando salieres; Y tú, Isacar, en tus tiendas.

Deu 33:19 Llamarán a los pueblos a su monte; Allí sacrificarán sacrificios de justicia, Por lo cual chuparán la abundancia de los mares, Y los tesoros escondidos de la arena.

Zabulón e Isacar, que se habían asentado cerca del mar, en el NO. de Canaán, son celebradas por las riquezas que del mar sacaban. En la bendición de Jacob se citan juntas estas dos tribus y se alude a sus empresas comerciales marítimas. Zabulón, por estar junto a los comerciantes fenicios, se dedicó también al tráfico comercial con las naciones (“gózate, Zabulón, en tus negocios”); en cambio, Isacar está tranquila en sus tiendas, porque le tocó la llanura fértil de Esdrelón. Parece que se alude a una invitación a los pueblos a ofrecer sacrificios en un santuario de la región, quizá el monte Tabor31. Los sacrificios son de justicia, en cuanto que son expresión del reconocimiento debido a Dios. En el texto de los LXX encontramos una lectura totalmente diferente: “exterminarán a los pueblos y seréis invocados.” Lo que parece implicar un texto hebreo diferente.

De nuevo se alude a la vida opulenta comercial de Zabulón: chupan la abundancia de los mares, y los escondidos tesoros en la arena. Traficaban con los comerciantes fenicios, que traían sus mercancías de allende los mares y se dedicaban especialmente al comercio de la púrpura, cuyo tinte sacaban de un pequeño molusco (tesoros de la arena), que dio el nombre a Fenicia.

Deu 33:20 A Gad dijo: Bendito el que hizo ensanchar a Gad; Como león reposa, Y arrebata brazo y testa.

Deu 33:21 Escoge lo mejor de la tierra para sí, Porque allí le fue reservada la porción del legislador. Y vino en la delantera del pueblo; Con Israel ejecutó los mandatos y los justos decretos de Jehová.

La tribu de Gad recibió lo mejor de la tierra porque obedecieron a Dios al ejecutar su castigo sobre los enemigos malvados de Israel. El castigo es desagradable tanto para el que lo ejecuta como para el que lo recibe, pero es una parte necesaria del crecimiento. Si usted está en un cargo en el que se requiere que en ocasiones corrija a alguien, no se detenga y cumpla su deber. Comprenda que la disciplina realista es importante para el desarrollo del carácter. Siempre procure ser justo y misericordioso, manteniendo en mente los mejores intereses de la persona que debe recibir el castigo.

Gad recibió su porción al oriente del Jordán en las primeras conquistas de Israel, cuando los israelitas hicieron justicia en los amorreos, que, lejos de darles paso libre hacia Canaán, salieron a su encuentro en son de guerra. Moisés, con el asentimiento de los príncipes del pueblo, concedió a Gad una rica heredad (las primicias de la tierra conquistada) en TransJordania a condición de que los gaditas pasaran el Jordán con los demás israelitas para conquistar la tierra de Canaán, en cuya empresa mostraron su ardor y arrojo al frente de otras tribus; por eso se dice de Gad que ejecutó la justicia de Yahvé, y más tarde tuvo su parte en la ejecución de los fallos o decretos divinos de acuerdo con Israel, posible alusión a la explicación dada por las tribus transjordanas a las de Canaán para justificar la erección de un altar a Yahvé.

Deu 33:22 A Dan dijo: Dan es cachorro de león Que salta desde Basán.

Deu 33:23 A Neftalí dijo: Neftalí, saciado de favores, Y lleno de la bendición de Jehová, Posee el occidente y el sur.

La hazaña en que mostró Dan su valor no es otra que la conquista de Lais, a la que luego llamaron Dan, junto a la fuente más baja del Jordán. Esto es lo que, a juicio del deuteronomista, le merece el honor de compararlo con un león de Basan, región montañosa de gran frondosidad forestal, cuyos ganados y fieras eran famosas por su vigor y fuerza de ataque. En el vaticinio de Jacob se compara a Dan a una serpiente que traidoramente muerde al caballo y al caballero. La proximidad del nuevo territorio de Dan, al NE. de Canaán, con la región transjordana de Basan parece justificar también el símil de león de Basan.

Neftalí habita en lo mejor de Galilea, al occidente del mar de Genesaret, abundante en pescado; de ahí la alusión a la mar y peces como posesión peculiar suya. Flavio Josefo describe esta región, colmada de favores y llena de la bendición de Yahvé, como un verdadero paraíso.

Deu 33:24 A Aser dijo: Bendito sobre los hijos sea Aser; Sea el amado de sus hermanos, Y moje en aceite su pie.

Lavar los pies en aceite era una señal de prosperidad.

Deu 33:25 Hierro y bronce serán tus cerrojos, Y como tus días serán tus fuerzas.

Observe la diferencia que hay entre las bendiciones que Dios dio a cada tribu. A una le dio la mejor tierra, a otra fortaleza, a otra seguridad. Muy a menudo vemos a alguien con una bendición particular y pensamos que Dios debe amarlo más que a otros. Mejor piense que Dios distribuye a cada persona talentos únicos. Todos estos dones son necesarios para completar su plan. No tenga envidia de los dones que otros tienen. En lugar de eso, descubra los dones que Dios le ha dado y decida realizar las tareas para las cuales lo ha calificado únicamente a usted.

La tribu de Aser, a la que había tocado la zona costera, rica en olivos (en el aceite meterá sus pies), pero rodeada al norte por fenicios, al sur y oriente por cananeos, tenía que guardar bien sus poblados con cerrojos de hierro y bronce, como único medio de gozar de reposo y seguridad.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Asamblea en la carpintería

Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia,

Artículo Completo

Vivir como las flores..

Hastiado e inconforme de vivir en medio de tanta maldad e hipocresía quise descubrir el modo de vivir sin molestarme por esta situación. Sin pensarlo

Artículo Completo

Nehemías 10: Los que firmaron

Nehemías 10:36 Asimismo los primogénitos de nuestros hijos y de nuestros ganados, como está escrito en la Ley;[ñ] y que traeríamos los primogénitos de nuestras

Artículo Completo