Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Deuteronomio 31: Josué es instalado como sucesor de Moisés

Este versículo sirve de introducción al cántico de Moisés. El cántico fue escrito en una forma poética. El idioma del cántico refleja un hebreo primitivo, el cual es muy difícil de traducir al castellano. Las abundantes notas de la RVA y las muchas sugerencias de traducciones alternativas reflejan la dificultad del texto.

Esta canción poética debía ser memorizada y repetida por los israelitas como un testimonio permanente de su fidelidad al pacto.

Moisés no sólo era un gran profeta, sino que además era un director del canto. Después de tres sermones, transformó su mensaje en canto. En ocasiones, recitar algo de una manera diferente lo hace más fácil de recordar. Esta canción es una breve historia de Israel. Les recordaba los errores, los prevenía de volver a caer en ellos y les ofrecía la esperanza que sólo se puede encontrar al confiar en Dios.

Los israelitas no tenían excusa para abandonar a Dios. El los había protegido como un pastor bondadoso. Los había guardado como una persona protege la pupila (la niña) de su ojo. Había sido el protector que los rodeaba, como una mamá águila que protege a sus pichones. Sólo el Señor los había guiado. Y sólo el Señor nos guía a nosotros. Recordemos que debemos confiar en El.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.