Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Deuteronomio 30: Condiciones para la restauración y la bendición

La alternativa entre vida y muerte.

Después de haber declarado que la palabra de Dios estaba al alcance de todos, Moisés concluyó su exhortación con un llamado a Israel a escoger entre la vida y la muerte. Moisés había presentado las demandas del pacto, y la consecuencia de la obediencia, y el resultado de la desobediencia. Ahora la nueva generación de israelitas, el pueblo que se preparaba para entrar en la tierra de Canaán y recibir su heredad tenía que tomar una decisión de suprema importancia. Las demandas de Dios habían sido presentadas y ahora el pueblo tenía que tomar la decisión de obedecer y vivir, o rechazar la palabra de Dios y morir: Mira, pues, yo pongo hoy delante de ti la vida y el bien, la muerte y el mal.

Si Israel deseaba vivir en la presencia de Jehová, si el pueblo deseaba ser multiplicado y recibir las bendiciones de Dios en la tierra prometida, era menester decidir obedecer la palabra que Moisés había declarado y vivir según las demandas de Jehová. Para gozarse de las bendiciones que Jehová había prometido, Israel tenía que hacer tres cosas: amar a Jehová, andar en su caminos y guardar sus mandamientos. El resultado sería vida y bendición en la tierra prometida.

Pero, si Israel decidía no obedecer y si se apartaba de los caminos de Jehová, sería arrastrado a la idolatría y esto sería su destrucción. La expresión Yo os declaro hoy sirve para hacer hincapié en la certeza del juicio divino sobre la nación rebelde. La consecuencia de la desobediencia es muerte, muerte física y muerte espiritual: de cierto pereceréis. La desobediencia trae consecuencias desastrosas. El pueblo sería removido de la tierra que Jehová había prometido dar a Israel como su herencia. El pueblo sería esparcido entre las naciones y se tornaría en objeto de “refrán y escarnio entre todos los pueblos”. El juicio divino cambiaría la promesa de vida y bendición que Jehová había dado, en una maldición que causaría la muerte de la nación. Por esta razón Moisés insta a la nueva generación de israelitas a tomar la decisión de escoger vida y no muerte. Este contraste entre vida y muerte es un motivo que aparece constantemente en el Antiguo Testamento.

Actuando como el mediador del pacto, Moisés invoca a los cielos y la tierra como testigos. En el Antiguo Oriente, la conclusión de los tratados políticos terminaban con la invocación de los dioses como testigos. Pero la fe monoteísta de Israel no podía aceptar la realidad de los otros dioses como testigos del pacto entre Dios e Israel. Así que los cielos y la tierra sirven como testigos eternales de la decisión de Israel a las demandas del pacto. La invocación de testigos contra Israel aparece diversas veces en el AT. Moisés, por lo tanto, invoca a los testigos para certificar que él había dado a Israel la oportunidad de escoger entre vida y muerte, entre bien y mal. Moisés insta a Israel a escoger vida porque la decisión de ellos afectaría a sus hijos por muchas generaciones en el futuro. La vida que Israel tenía que escoger era la vida de servicio a Jehová en obediencia a sus mandamientos. La muerte era la maldición que sigue a la desobediencia. Escoger vida era aceptar la relación especial que Jehová ofrecía. Aceptar vida era amar a Dios, era obedecer sus mandamientos y serle fiel. Jehová había prometido dar a Abraham, Isaac y Jacob una tierra fructífera como su heredad eterna. Pero, ahora, sus descendientes que se preparaban para entrar en aquella tierra prometida a sus antepasados, tenían que tomar una decisión. Para recibir la heredad que Jehová había prometido a sus padres, la nueva generación de israelitas tenía que aceptar las palabras del pacto y aceptar la vida de servicio a Dios. En su decisión estaba su vida. En su aceptación de la misión de ser pueblo de Dios estaba su permanencia en la tierra. Israel había sido redimido de la esclavitud de Egipto para servir a Jehová. Pero ahora Israel tiene que tomar una decisión

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.