Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Deuteronomio 30: Condiciones para la restauración y la bendición

Desde su exilio, Israel tenía que considerar la gracia y la fidelidad de su Dios. Después de considerar lo que Jehová había hecho en su pasado, Israel iba a reconocer la necesidad de arrepentirse y regresar a Jehová. La palabra vuelves (heb. shub) significa “volver”, “regresar”, “arrepentir”. Esta palabra constituye un elemento de suprema importancia en el vocabulario del pacto. La palabra aparece seis veces en los primeros diez versículos del cap. 30. En el contexto de este pasaje la palabra significa el regreso de Israel hacia Jehová (arrepentimiento), y el regreso de Jehová hacia Israel (restauración).

Para ser restaurado de su exilio, Israel tenía que tomar dos decisiones. Tenía que “volver” a Jehová, o sea, la nación tenía que reconocer sus pecados y la violación de las demandas del pacto y regresar hacia Jehová en arrepentimiento. Además, tenía que obedecer la voz de Jehová con todo su corazón y con toda su alma.

Movido por el arrepentimiento de Israel, Jehová iba a “regresar” a su pueblo. La restauración de Israel es una revocación del castigo divino. Por causa de su gran compasión hacia su pueblo, Jehová iba a restaurar a Israel de las naciones donde había sido dispersado y los haría regresar a la tierra que habían recibido como su herencia eterna. La expresión el extremo de los cielos significa una tierra lejanax. La restauración de Israel significaba que la nación iba a tomar posesión de la tierra prometida así como había sido poseída por los israelitas que habían salido de Egipto. El profeta Isaías presenta la restauración del exiliado Israel y su regreso a la tierra de Canaán como un segundo éxodo.

Además, la restauración de Israel a la tierra prometida traería grande prosperidad para el pueblo porque Jehová había prometido multiplicar grandemente la prosperidad de la nación después de su retorno a Canaán.

Verdades prácticas

Al oír la frase “voluntad de Dios” pensamos de distintas maneras. Algunos piensan en la voluntad divina como una hacha amenazando su vida. Otros perciben la voluntad divina como un rompecabezas. En el contexto de Deuteronomio la ley fue vista como expresión de la voluntad de Dios. Expuso lo bueno y lo malo. Hay algunas verdades.

1. La ley de Jehová es práctica. Tiene que ver con asuntos que son pertinentes a nuestras vidas.

2. La ley de Jehová está dada en la comunidad de Israel. Aunque cada uno tiene su relación personal con Dios, una fe genuina se expresa en el contexto de relaciones con otras personas.

3. Debemos obedecer la luz que tenemos la cual es suficiente para hoy. No debemos preocuparnos sobre las cosas que no entendemos.

La promesa del nuevo corazón

Por causa de su arrepentimiento, la restauración de Israel también causaría la transformación espiritual de la nación, y en el proceso, aprendería cómo amar a Jehová con todo su corazón.

La transformación espiritual de Israel empieza con la circuncisión de su corazón. En el AT, la circuncisión era un rito religioso que significaba la incorporación de una persona a la comunidad del pacto. En Israel, cada varón era circuncidado en el octavo día después de su nacimiento. Este ritual confería derechos y obligaciones a las personas que pertenecían a la comunidad del pacto. Por esta razón, cada israelita tenía que recordar la señal del pacto como requisito de la obligación de obedecer la palabra de Dios. Pero cuando Dios habló de la circuncisión del corazón de Israel, él abrió las puertas para incluir todas las personas en Israel, inclusive las mujeres. La circuncisión del corazón implicaba completa obediencia a la palabra de Jehová, no solamente para los varones israelitas, sino también para todas las personas en Israel que deseaban una relación más íntima con Dios.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.