Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deuteronomio 29: Pacto de Jehová con Israel en Moab

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Deu 29:27 Por tanto, se encendió la ira de Jehová contra esta tierra, para traer sobre ella todas las maldiciones escritas en este libro;

Deu 29:28 y Jehová los desarraigó de su tierra con ira, con furor y con grande indignación, y los arrojó a otra tierra, como hoy se ve.

Deu 29:29 Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.

Hay ciertas cosas que Dios decidió no revelarnos, posiblemente por las siguientes razones:

(1) nuestras mentes finitas no pueden entender los aspectos infinitos del universo de Dios y su naturaleza;

(2) algunas cosas no necesitamos conocerlas hasta que seamos más maduros; y

(3) como Dios es infinito y omnisciente, es simplemente imposible para nosotros saber todo lo que El hace. Este versículo muestra que a pesar de que Dios no nos ha dicho todo lo que hay sobre la obediencia a El, nos ha dicho bastante. Así, la desobediencia proviene de un acto de la voluntad, no por una falta de conocimiento. A través de la Palabra de Dios sabemos lo suficiente para ser salvos por fe y servirle. No debemos usar las limitaciones de nuestro conocimiento como una excusa para rechazar sus reclamos en nuestra vida.

El legislador expresa enfáticamente que todos están obligados a la alianza con Dios: la clase directora de Israel, los “peregrinos” (ger), asimilados con los israelitas; las mujeres y aun los de clase social más ínfima (desde tu leñador hasta tu aguador) ; y no sólo la generación presente, sino la futura. En virtud de esta alianza, los israelitas quedan vinculados a Yahvé como su Dios y ellos constituyen su pueblo. Es el cumplimiento de la antigua promesa a los patriarcas. El deuteronomista pone en guardia a su pueblo contra las transgresiones que pudieran atraer sobre él un castigo como el de la esclavitud de Egipto. Siempre tiene delante la obsesión del peligro de la idolatría. Los profetas en sus oráculos amonestan al pueblo contra el peligro de las relaciones con los idólatras y sus cultos atractivos. El legislador aquí advierte que nadie debe llamarse a engaño creyendo que puede asistir a los cultos idolátricos y conservar el derecho a la protección y bendición divinas añejas a la alianza. En realidad, el que así obra, no hace sino sembrar veneno o ajenjo; es decir, semilla de amargura, en cuanto que sufrirá sus funestas consecuencias. La traducción de modo que se una la sed a la gana de beber es muy problemática y las versiones difieren. El sentido general parece aludir al hecho de que el que obra insensatamente, creyendo poder disfrutar de las bendiciones de Yahvé y seguir su vida de prevaricación, se atrae el castigo divino inexorable, ya que es el colmo de la maldad, pues se juntan así la sed y la gana de beber. El castigo afectará a todo el país, quedando desolado como Sodoma y Gomorra, siendo el objeto de la irrisión de los extranjeros. Las consideraciones que se hacen los extranjeros a la vista de la catástrofe, atribuida a la infidelidad de Israel a su Dios, están expresadas en los mismos términos.

La alusión al exilio como ya cumplido (los arrojó a otras tierras, como están hoy), prueba que el capítulo está retocado por glosistas posteriores al destierro.

El contenido es enigmático. Las cosas ocultas parecen aludir a los designios punitivos de Yahvé sobre Israel, y las reveladas pueden ser las amonestaciones dadas para librarse de los castigos futuros.

El tercer sermón de Moisés

La renovación del pacto en Moab: Resumen histórico

El primer versículo en la RVA es el último versículo del capítulo 28 en la Biblia hebrea. Así como aparece en la RVA, sirve de introducción al tercer sermón de Moisés. Como aparece en la Biblia hebrea, el versículo sirve como la conclusión del segundo sermón de Moisés. Aun cuando el texto hebreo coloca correctamente este versículo como la conclusión de la renovación del pacto en Moab, además del pacto que Jehová había hecho con Israel en Horeb, este comentario sigue la enumeración del la RVA.

Las palabras claramente indican que el pacto que Jehová había establecido con Israel en Horeb fue renovado con la nueva generación de israelitas que estaban acampados en Moab. Además, la palabra pacto (heb. berith) aparece cinco veces en este capítulo. La relación entre el pacto que Jehová había establecido con Israel en Moab y el pacto establecido con Israel en Horeb es significante. La renovación de pacto en Moab sirve para preparar a la nueva generación de israelitas para entrar en la tierra de Canaán en cumplimiento de la promesa de Dios.

La presente sección es un resumen histórico que sirve para exhortar a Israel a aceptar el pacto. Moisés narra brevemente la historia de Israel y describe lo que Jehová había hecho contra faraón en Egipto: la redención de Israel de la opresión egipcia por medio de señales y prodigios. Pero Moisés declaró que a pesar de todas las señales, Israel no pudo entender completamente el significado de estos eventos. La ignorancia de Israel se originó por causa de la rebelión del pueblo que había salido de Egipto. Ellos habían presenciado la manifestación del poder de Jehová, pero no pudieron entender el significado de lo que había sucedido por la dureza de su corazón. Por cuanto ellos se rebelaron contra Jehová, el pueblo fue condenado a peregrinar en el desierto durante cuarenta años. Pero por su amor hacia Israel, Jehová proveyó para las necesidades del pueblo. Sus vestidos no se envejecieron ni se gastaron los zapatos de sus pies. El pueblo no comió pan porque el Señor les proveyó maná. No bebieron vino porque el Señor proveyó agua de la roca. La generación rebelde pereció en el desierto sin entrar en la tierra prometida.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El poder de la actitud

Lucas era el tipo de persona que te encantaría odiar. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le

Artículo Completo

Sigue así mujer

Porque sabes que la libertad no consiste en salir por las noches, tomar y en no darte a respetar. Porque no necesitas ejecutar actos libertinos

Artículo Completo