Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deuteronomio 18: Las porciones de los levitas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Pasar por fuego a un hijo o hija

La participación de los israelitas en esta práctica, considerada abominable, aparece diversas veces en el texto bíblico. Este rito estaba asociado con Moloc, el dios de los amonitas. En el contexto de este pasaje la práctica de pasar niños por el fuego no es simplemente sacrificios de niños. El texto parece indicar que la práctica de pasar niños por el fuego está asociada con el deseo de una persona de conocer el futuro, pero la manera en que el sacrificio humano está relacionado con adivinación no es claro. Es posible que este ritual se refiere a una ordalía donde los niños caminaban por fuego.

Magos. Los magos eran personas que procuraban conocer la voluntad de los dioses por medio de la práctica del ocultismo. Una traducción más correcta del heb. sería “aquellos que adivinan”. En el libro del profeta Miqueas la adivinación es una actividad de los profetas falsos.

Exorcistas. El exorcista era la persona que usaba ciertos ritos mágicos o conjuros para expulsar un espíritu maligno de una persona.

Adivinos. Una persona que adivinaba por medio de objetos, como la copa, por medio de flechas, terafines o ídolos domésticos, por medio del hígado de los animales, por medio de imágenes, y por medio de palos.

Hechicero. El hechicero era la persona que usaba sus artes mágicas para hacer señales, para producir el mal o para influir en la vida de una persona.

Encantador. Aquel que usaba fórmulas mágicas y maldiciones poderosas para controlar a otra persona bajo su encanto.

El que pregunta a los espíritus; el espiritista. Los dos nombres probablemente se refieren al mismo individuo, o sea, la persona que invocaba y consultaba los espíritus de los muertos para descubrir el futuro.

Consultar a los muertos. La persona que practica la nigromancia, o que consulta al espíritu de una persona muerta para adivinar el futuro.

Algunas de estas prácticas abominables fueron observadas por Manasés, rey de Judá pero el deuteronomista condena todas estas prácticas de adivinar el futuro como abominables a Jehová. El pueblo de Dios no podía usar estas prácticas asociadas con la idolatría y con la adoración a los muertos para descubrir la voluntad de Jehová, porque era precisamente por estas abominaciones de los cananeos que Jehová los arrojaba de la tierra.

Los seguidores de Jehová tenían que ser diferentes a las naciones de la tierra. Cada israelita tenía que ser íntegro para con Jehová su Dios. Integro (heb. tamim) significa uno que ordena su vida según las palabras de Jehová. El propósito de Jehová para Israel no incluía las prácticas inmundas de los cananeos. Israel tenía que ser diferente de los cananeos, su conducta moral tenía que ser irreprensible.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El cocinero de noche buena

Ésta es la historia de un cocinero que debía preparar una sabrosa cena de Nochebuena. Había trabajado tanto durante los meses precedentes que se vio abandonado por

Artículo Completo

Las olimpiadas

En una ocasión en la carrera de los 100 metros con obstáculos de las olimpíadas de 1980, salieron los 8 competidores. El número 5 tiró el primer

Artículo Completo