Deuteronomio 18: Las porciones de los levitas

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Deu 18:1 Los sacerdotes levitas, es decir, toda la tribu de Leví, no tendrán parte ni heredad en Israel; de las ofrendas quemadas a Jehová y de la heredad de él comerán.

Deu 18:2 No tendrán, pues, heredad entre sus hermanos; Jehová es su heredad, como él les ha dicho.(A)

Deu 18:3 Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar.

Deu 18:4 Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás;

Deu 18:5 porque le ha escogido Jehová tu Dios de entre todas tus tribus, para que esté para administrar en el nombre de Jehová, él y sus hijos para siempre.

nombre, shem: Nombre, renombre, fama, memorial, carácter. Es posible que shem proceda de una raíz que sugiere «marcar» o «herrar» (en el sentido de marcar con un tizón encendido). De ahí que a una persona se la nombraba por algo que la señalaba, ya fuese alguna característica física, algún logro alcanzado o que se esperaba alcanzara. Shem aparece más de 800 veces en el Antiguo Testamento y su uso más importante ocurre en la frase «el nombre de Jehová», en ocasiones abreviada en ha-shem («el nombre», es decir Jehovã . Véase donde un hombre blasfemó «el nombre», lo cual indica que blasfemó al Señor. Por lo tanto, en la tradición judía se le llama a menudo a Jehovã Dios simplemente hashem

Deu 18:6 Y cuando saliere un levita de alguna de tus ciudades de entre todo Israel, donde hubiere vivido, y viniere con todo el deseo de su alma al lugar que Jehová escogiere,

Deu 18:7 ministrará en el nombre de Jehová su Dios como todos sus hermanos los levitas que estuvieren allí delante de Jehová.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La persecución bajo Decio

En el año 249 Decio se ciñó la púrpura imperial. Aun cuando los historiadores cristianos le han caracterizado como un personaje cruel, Decio era sencillamente

Artículo Completo

Booker T. Washington

Se dice que un hombre verdadero humilde es difícil encontrar.  Sin embargo, Dios se encanta en honrar a gente desinteresada en sí misma.  Booker T

Artículo Completo