Al hacer tu Donativo recibirás vía Email el libro Vida de Jesús un Evangelio Armonizado. El más completo estudio de Los Evangelios en formato PDF. 1,662 páginas del texto Bíblico Comentado. Una vez hagas tu Donativo envíanos una nota por medio de nuestra Cadena de Oración con el Email al cual quieres recibir el libro.

lectura de hoy
julio 9, 2020 7:59 PM

Deuteronomio 14: Animales limpios e inmundos

Los diezmos

El concepto de la presentación de los diezmos ya había sido tratado en la introducción del santuario central en 12:6. La existencia y presentación de los diezmos era conocida por diversas naciones en al Antiguo Oriente y su institución se remonta a la antigüedad. Abraham dio su diezmo a Melquisedec y Jacob prometió dar su diezmo a Jehová. El propósito del diezmo era para proveer para las necesidades del templo y de los sacerdotes y también para ayudar a las personas pobres que vivían en la sociedad israelita. El diezmo de todo lo que producía la tierra se presentaba anualmente a Jehová en el templo. El Señor demandaba la décima parte de la producción anual de cada familia o individuo. Porque la mayoría de los israelitas dependían del campo para su existencia, la ofrenda presentada a Jehová incluía grano, viñas, aceite, animales y de todo lo que un individuo producía. Los diezmos se presentaban delante de Jehová y en el lugar que él había escogido para hacer habitar allí su nombre. En el templo el adorador consumía sus diezmos con su familia y con los levitas. Considerando que una familia no podía comer la décima parte de la cosecha, el adorador y su familia comían una parte de la ofrenda y dejaban lo demás para el sostén de los sacerdotes. El propósito de esta cena ceremonial en el templo era para ayudar a cada israelita a renovar su relación personal con Jehová. Además, la presentación de los diezmos en el templo era una manera de ayudar a cada israelita a aprender a temer al Señor como creador y soberano. La expresión a fin de que aprendas conecta la presentación de los diezmos con la lectura del libro de la ley. Esto indica que la ofrenda era presentada durante una de las fiestas de Israel, pero es imposible ser más preciso en cuanto a la ocasión de la presentación de los diezmos en el templo. Si un israelita vivía en una ciudad o pueblo muy lejos del santuario central el adorador podía convertir su diezmo en dinero. La palabra dinero en heb. es “plata”. Este metal era usado ampliamente como cambio. Con la plata el israelita podía comprar lo necesario para celebrar el culto en el templo. Esta manera de hacer peregrinación y ofrecer sacrificios en el templo continuó por muchos años y aparece en el NT en los días de Cristo. La práctica de comprar los animales en el templo para sacrificios clarifica la confrontación entre Jesús y los cambistas mencionada en los Evangelios.

La presentación de los diezmos en el templo era una ocasión de gran celebración y un acto de adoración en honor a Jehová. El pueblo de Dios reconocía que la abundancia de sus ofrendas era una demostración visible de las bendiciones que Jehová había dado a Israel. La entrega del diezmo era en reconocimiento de que Jehová era el Dios de Israel, Señor de la tierra y Señor de la cosecha.

La presentación del diezmo en el templo no eliminaba la responsabilidad que cada israelita tenía de proveer para el sostén de los levitas y de las personas pobres e indigentes que vivían en la comunidad de Israel. Los levitas no tenían propiedad y vivían a la merced de la comunidad. Cada tres años se recogía una ofrenda especial para ayudar a los levitas. Se llama a cada tercer año “el año del diezmo.” Este diezmo del tercer año era destinado para el sostén de las personas pobres en Israel. La necesidad de esta ofrenda especial significaba que el diezmo anual no era suficiente para satisfacer las necesidades de las personas más pobres que vivían en Israel. Esta ofrenda especial se usaba para alimentar a los levitas, los forasteros, los huérfanos y las viudas. Este grupo de personas eran consideradas las más pobres en Israel. Es posible que el diezmo del tercer año era una ofrenda adicional al diezmo anual que pertenecía al templo. Las ofrendas anuales se usaban principalmente para mantener los gastos del templo y de los sacerdotes que servían en el mismo. Los diezmos del tercer año eran para sostener a las personas pobres en la comunidad. Las personas que participaban de esta ofrenda especial eran recipientes de la generosidad de la comunidad, y las personas que daban esta ofrenda especial eran recipientes de la generosidad de Jehová.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja una respuesta

También Podría interesarte

Memorandum de Dios para ti

Yo soy Dios. Hoy estaré manejando todos tus problemas, por favor recuerda que no necesito tu ayuda; si te enfrentas a una situación que no

Leer Más >>

Abandono

Hace mucho tiempo, en un pequeño pueblo de algún lugar de Oriente, vivía un señor con cuatro hijos, el menor de los cuales tenía 30

Leer Más >>