Al hacer tu Donativo recibirás vía Email el libro Vida de Jesús un Evangelio Armonizado. El más completo estudio de Los Evangelios en formato PDF. 1,662 páginas del texto Bíblico Comentado. Una vez hagas tu Donativo envíanos una nota por medio de nuestra Cadena de Oración con el Email al cual quieres recibir el libro.

lectura de hoy
julio 10, 2020 4:21 PM

Deuteronomio 14: Animales limpios e inmundos

Deu 14:15 el avestruz, la lechuza, la gaviota y el gavilán según sus especies,

Deu 14:16 el búho, el ibis, el calamón,

Deu 14:17 el pelícano, el buitre, el somormujo,

Deu 14:18 la cig:ueña, la garza según su especie, la abubilla y el murciélago.

Deu 14:19 Todo insecto alado será inmundo; no se comerá.

Deu 14:20 Toda ave limpia podréis comer.

Deu 14:21 Ninguna cosa mortecina comeréis; al extranjero que está en tus poblaciones la darás, y él podrá comerla; o véndela a un extranjero, porque tú eres pueblo santo a Jehová tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.(C)

En el AT no hay una explicación clara del principio en que se apoyaba la selección de animales limpios e inmundos o detestables. Algunos especialistas piensan que era una cuestión de higiene; otros creen que las religiones cananeas consideraban sagrados a los animales inmundos. Las enseñanzas de Jesús que purificaron todas las comidas y el mandato de Dios a Pedro de «mata y come», en alusión a esos animales, inclinan la balanza a favor del segundo punto de vista.

Esto parece un claro indicador de que las reglas dietéticas presentadas en este capítulo no tenían un objetivo exclusivamente higiénico, sino que su existencia se debía a que el pueblo escogido por Dios debía distinguirse de los demás habitantes de Canaán. Por ejemplo, la ley que prohibía cocer al cabrito en la leche de su madre tuvo su origen en el rechazo de un rito religioso cananeo, posiblemente asociado al culto de la fertilidad.

¿Por qué se le prohibió a Israel comer ciertos alimentos? Existen varias razones:

(1) los animales depredadores comen la sangre de otros animales y los que se alimentan de carroña comen animales muertos. Dado que el pueblo no podía comer sangre o animales que encontrara muertos, tampoco podía comer animales que hicieran estas cosas.

(2) En la cultura israelita, a algunos animales se les asociaba con algo negativo, como sucede igualmente hoy con los murciélagos, las víboras y las arañas. Algunos pueden haber sido usados en prácticas religiosas paganas. Para los israelitas, los animales impuros representaban el pecado o hábitos insalubres.

(3) Quizá se hayan establecido algunas restricciones sólo para recordarles a los israelitas que ellos eran un pueblo diferente y separado, comprometido con Dios. A pesar de que ya no tenemos que seguir esas leyes acerca de la comida, podemos seguir aprendiendo de ellas la lección de que la santidad debe llevarse en todas las partes de la vida. No podemos circunscribir la santidad sólo a la parte espiritual de nuestra vida, sino que debemos además ser santos en la parte práctica de la vida diaria. Las prácticas de salud, las finanzas, el aprovechamiento del tiempo libre, todo nos proporciona la oportunidad de llevar una vida santa en la vida cotidiana.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja una respuesta

También Podría interesarte