Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Depende de quién son las manos

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Una pelota de basketball en mis manos vale 19 dólares En las manos de Michael Jordan vale 33 millones de dólares. Depende de quien son las manos.

Una pelota de baseball en mis manos vale 6 dólares En las manos de Marck McGuire vale 19 millones de dólares. Depende de quien son las manos.

Una vara en mis manos podrá ahuyentar a una fiera salvaje En las manos de Moisés hará que las aguas del mar se separen. Depende de quien son las manos.

Una honda en mis manos es tan solo un juguete En las manos de David es un arma potente. Depende de quien son las manos.

Dos peces y cinco piezas de pan en mis manos son unos emparedados En las manos de Jesús alimentarán a una multitud. Depende de quien son las manos

Unos clavos en mis manos serán suficientes para construir una silla En las manos de Jesucristo traerán salvación al mundo entero. Depende de quien son las manos.

Como podrás ver, depende de quien son las manos. Así que, coloca tus aflicciones, tus preocupaciones, tus temores, tus anhelos, tus sueños, a tu familia y a tus relaciones personales en las manos de Dios, Porque recuerda de quien son las manos.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Haciendo las paces

Tenía apenas 14 años cuando conocí a Juan Carlos. Él no era mucho mayor y, al igual que yo, pasaba por la difícil etapa de

Artículo Completo

Oportunidad

De vacaciones por Europa, Andy Iglesias perdió la comunicación con su hogar por cinco días. Sus papás temieron lo peor. Se angustiaron por el silencio

Artículo Completo

El más fuerte

Un día, la piedra dijo: «Soy la más fuerte» Oyendo eso, el hierro dijo: «Soy más fuerte que tú» ¿Quieres verlo?» Entonces, los dos lucharon

Artículo Completo

El chofer del Sabio

Se cuenta que en los años 20 cuando un sabio era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no le gustaba

Artículo Completo