Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Creo en la Vida

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Aquella tarde que salí del hospital por problemas de depresión mire a muchas personas sonreir y ser felices y tambien vi que había personas tristes, con la mirada perdida, enojadas, todos vivos todavía como yo, todos y todas buscando también como yo una razón para ser feliz.

Me percaté de algo, que las personas tristes parecían tener mucha prisa, pero ¿cuál sería su prisa? que ni siquiera deseaban saludar a quien se acercaba a su alrededor.

Me acerqué entonces a alguien que parecía feliz y alegre observando los arboles que se mecían con el aire, era un hombre que parecía tranquilo sin prisa, le pregunté entonces: ¿por qué usted es feliz y esas otras personas no?

Me dijo: sabes que mis sueños para que yo sea feliz no se han cumplido y creo que pasará mucho tiempo para que se cumplan o probablemente poco o nunca, pero no tengo prisa, porque estoy muy ocupado admirando la naturaleza que me alegra con sus colores.

Le pregunté si ha tenido alguna razón para estar triste, el me contestó: sí, claro, estuve triste porque tenía prisa que se cumplieran mis sueños para ser feliz lo más pronto posible pero me invadió la tristeza al descubrir que todavía faltaba mucho tiempo para lograr mis sueños y ser feliz, estaba tan ocupado concentrado en el futuro que olvidé hasta las bellas mañanas de sol que podía admirar con mis ojos, la sonrisa de la gente que me ama, la fortuna de poder comunicarme, entre otros regalos de la vida, sin saber que otras personas que no tienen esa dicha, estarían muy felices de por lo menos tener este regalo de la vida, así que ahora no tengo prisa, estoy muy ocupado contemplando y disfrutando lo que me regaló la vida.

Creo en la vida! porque creo en mis sueños, que aunque se cumplan o no, me doy la oportunidad de ser feliz a lo largo del camino.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Metas que enriquecen

El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las siguientes preguntas: ¿Está nuestra vida

Artículo Completo

Los labradores malvados

Escuchad otra parábola. Érase un padre de familia que plantó una viña y la cercó de vallado; y cavando hizo en ella un lagar, edificó

Artículo Completo

Ganas de caminar

Hace algunos años una importante fábrica norteamericana de calzado, envió a dos de sus representantes a diferentes partes de Australia. La compañía deseaba que el

Artículo Completo