Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Celebremos al Niño

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

¿Por qué celebramos el nacimiento de Jesús de una forma tan diferente a como celebramos otros nacimientos?

Cuando se trata de honrar a figuras históricas para las cuales se ha apartado un día, no pensamos en esas personas cuando eran bebés. No tenemos fotos del pequeño Abraham Lincoln en su cabaña de Kentucky. No, lo recordamos por las contribuciones que hizo de adulto.

Sin embargo, en el caso de Jesús, es apropiado que lo celebremos como niño. Piénsalo. Cuando nació, los pastores fueron a honrarlo (Lc 2:15, 16).

Después, unos magos del Oriente le llevaron regalos (Mt. 2:8-12). Estas personas no tenían ni idea de lo que Cristo lograría posteriormente de adulto. Pero hicieron lo correcto, porque el nacimiento de Jesús fue el acontecimiento más extraordinario de la historia humana.

¡Qué asombroso! Dios en forma humana. El Creador del universo visitando este planeta. Nunca dudemos en celebrar este bebé todos los días. Maravíllate de su encarnación. Expresa tu asombro ante un bebé que creó a sus adoradores. Luego, contempla admirado, porque la historia se pone aún mejor. Este bebé se hizo hombre, vivió una vida perfecta y murió voluntariamente por tus pecados y los míos.

Celebra el bebé y confía en el Salvador. Así es como se completa la celebración.

Lucas 2:11
Porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Petición concedida

Esta mañana llamé a la puerta del cielo y Dios me preguntó: — Hijo mío, ¿qué puedo hacer por ti? Y yo le respondí: — Padre, por

Artículo Completo

El príncipe Feliz

La estatua del príncipe feliz dominaba la ciudad. Toda ella estaba revestida de láminas de oro, por ojos tenía dos diamantes y un gran rubí resplandecía en

Artículo Completo