Cantares 6: El cortejo nupcial

Al hacer tu Donativo recibirás vía Email el libro Vida de Jesús un Evangelio Armonizado. El más completo estudio de Los Evangelios en formato PDF. 1,662 páginas del texto Bíblico Comentado. Una vez hagas tu Donativo envíanos una nota por medio de nuestra Cadena de Oración con el Email al cual quieres recibir el libro.

Cantares 6:1 ¿A dónde se ha ido tu amado, hermosa entre las hermosas? ¿A dónde se ha dirigido? Ella ¡Iremos contigo a buscarlo!

Cantares 6:2 Mi amado ha ido a su jardín, a su jardín perfumado, a apacentar su rebaño y cortar las rosas.

Cantares 6:3 yo soy de mi amado, y él es mío. Él apacienta sus rebaños Él entre las rosas.

La joven dijo que ella y su amado se pertenecían el uno al otro, se entregaron mutuamente sin reservas. No importa cuán compatibles seamos con nuestros padres o nuestros mejores amigos, solo en el matrimonio existe una unión completa de mente, corazón y cuerpo.

Cantares 6:4 Tú, amor mío, eres hermosa y encantadora como las ciudades de Tirsá[1] y Jerusalén; irresistible como un ejército en marcha.

Esta feliz escena exalta el maravilloso poder real de la sulamita y da testimonio de su magnífica apariencia. Sus dos capitales, Tirsa (la primera de las capitales del reino del norte) y Jerusalén , manifiestan su amorosa majestad. Las reinas , concubinas y doncellas alaban a la sulamita porque ésta las representa.

Tirsa era una ciudad que estaba aproximadamente a 55 km al noreste de Jerusalén. Su nombre significa «placer» o «belleza». El rey Jeroboam convirtió a Tirsa en la primera capital del reino dividido del norte. «Imponente como ejércitos en orden» significa que la amada quizás tenía una presencia deslumbrante, como un gran ejército listo para la batalla.

Cantares 6:5 ¡Deja ya de mirarme, pues tus ojos me han vencido! Tus cabellos son como cabritos que retozan por los montes de Galaad.

Cantares 6:6 Tus dientes, todos perfectos, son cual rebaño de ovejas recién salidas del baño y listas para la trasquila.

Cantares 6:7 Tus mejillas son dos gajos de granada escondidos tras tu velo.

Cantares 6:8 Sesenta son las reinas, ochenta las concubinas y muchísimas las doncellas,

Salomón sí tuvo muchas reinas (esposas) y concubinas. La poligamia, aunque Dios no la apoyaba, era común en los días del Antiguo Testamento. Salomón dice que su amor por esta mujer no había disminuido desde la noche de bodas, aun cuando tenía muchas otras mujeres a su disposición.

Cantares 6:9 pero mi palomita virginal es una sola; una sola es la hija preferida de la mujer que la dio a luz. Al verla, las jóvenes la felicitan; reinas y concubinas la alaban.

Cantares 6:10 ¿Quién es esta que se asoma como el sol en la mañana? Es hermosa como la luna, radiante como el sol, ¡irresistible como un ejército en marcha!

Cantares 6:11 Fui al bosque de los nogales a admirar el verdor en el arroyo; quería ver los brotes de los viñedos y las flores de los granados.

Los carros de Aminadab : También se traduce como «los carros de la nobleza». Nadab puede referirse a personas nobles, generosas y tolerantes.

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja una respuesta

También Podría interesarte

La vasija agrietada

Un cargador de agua en la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo que llevaba encima de los hombros.

Leer Más >>

Dejando huellas

Un hombre que acababa de encontrarse con Jesús Resucitado, iba a toda prisa por el Camino de la Vida, mirando por todas partes y buscando.

Leer Más >>
Lista de Regalos

Lista de Regalos

La mayoría de personas confecciona una “lista de regalos” para Navidad, pero la verdadera cristiandad se caracteriza por dar en forma continua y de corazón.

Leer Más >>