Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Cantares 5: El esposo

Tomando en cuenta el carácter de Cantares, el segundo sentido parece ser el dominante. En este caso, el versículo 4 indicaría que el amado logró vencer la resistencia de la mujer, iniciando un juego amoroso muy agresivo: metió su mano. El vocablo mano (yad) es usado a veces con connotaciones sexuales, y específicamente con referencia al pene. Si mano se refiere al órgano copulativo masculino, entonces el agujero de la puerta no puede ser otra cosa que la vagina de ella. El efecto de esta acción sobre ella es claro: Mi corazón se conmovió a causa de él. Nuevamente, hay instancias en que el corazón (lit. vientre) se refiere a los órganos reproductores masculinos o, como en este caso, femeninos. Es evidente la excitación sexual de ella.

Ahora la amada parece deponer su actitud renuente a hacer el amor. Rota la resistencia, ella está dispuesta a entregarse totalmente a él. Nótense los paralelos en éste y los versículos que siguen con 2:10-3:5. Se repite la invitación del amado a levantarse y la respuesta de ella. Da la impresión como que ahora ella quiere reparar su indiferencia anterior, y se involucra intensamente en el acto amoroso al amor.

En el versículo 6, da la impresión como que el sueño erótico se torna en frustración, para pasar a ser una verdadera pesadilla. Después del acto sexual (abrí a mi amado), éste parece esfumarse. El alejamiento de su esposo hace que ella se sienta morir. Nuevamente se repiten las sensaciones Deuteronomio 3:2. La angustia que ella experimenta en esta parte de su sueño se ve reflejada en su insistencia. Nótese el paralelismo de las últimas dos líneas. El versículo 7 repite 3:3, sólo que en este caso la pesadilla es más dura, ya que antes de hacer su pregunta, ella resulta víctima de los que se supone están para proteger la ciudad y sus habitantes. Aparentemente la agresión de los guardias tiene connotaciones sexuales, ya que la mujer fue golpeada y despojada de su ropa. No es extraño que el inconsciente de ella elaborara un sueño de este tipo, después de un posible altercado con su esposo. La asociación de excitación sexual y orgasmo con su amado, y agresión sexual por parte de extraños parece un tema onírico lógico en un contexto de conflicto matrimonial.

El versículo 8 cierra la sección de sueños y pesadillas, de deseos y frustraciones. El refrán se repite en 2:7 y 3:5, y reaparecerá en 8:4. En estos casos, sirve para introducir el versículo final de una sección mayor dentro de Cantares. Pero aquí, el balance del versículo es diferente y no parece concluir una sección importante. En cualquier caso, la amada parece hacer aquí un balance más objetivo de la situación real. Más allá de los extremos de búsqueda y rechazo, deseo y frustración, ella no puede dejar de reconocer la verdad de que está desesperada por hacer el amor con él. La expresión que si halláis a mi amado, le diréis que estoy enferma de amor en hebreo es una pregunta retórica. Ella está desafiando a las hijas de Jeru- salén, preguntándoles: “¿Qué van a decirle a mi amado? ¿Que estoy exhausta (hala, “débil, enferma, fundida”) de tanto hacer el amor? ¿Que no quiero más?” En su giro retórico lo que en realidad está queriendo decir es: “No sean tontas. ¿Cómo podría no querer más?”

El corazón despierto

1. Está presto para escuchar.

2. Está presto para responder.

3. Está alerta a las señales de peligro.

4. Está presto para ofrecerse para servir.

El cortejo nupcial

Las preguntas de las muchachas de la ciudad sirven para montar la escena para una descripción pormenorizada de los encantos del amado. El amado parece ser mejor que cualquier otro amante, y las muchachas parecen tener curiosidad en averiguar en qué aspectos él es el mejor. Nótese que ellas nombran a la amada (ver 6:1) de la misma manera en que él ya la ha calificado (1:8).

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.