No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios
Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El lápiz

Había estado mucho tiempo trabajando en ello; ciertamente estaba orgulloso de su trabajo. Podía decirse que era su obra maestra, su obra m’s perfectamente creada.

Publicación Completa »

Qué es el amor

En una de las salas de un colegio había varios niños. Uno de ellos preguntó: — Maestra… ¿qué es el amor? La maestra sintió que

Publicación Completa »

Carta de un soldado

Esta carta fue hallada en el campo de batalla dentro del bolsillo de la chaqueta de un soldado; su cuerpo fue encontrado completamente destrozado causado

Publicación Completa »

El consejo de Talleyrand

Un racionalista francés, inventor de la llamada «Religión Natural», se quejaba al conocido ministro Talleyrand del poco éxito que había tenido su religión, a pesar

Publicación Completa »