Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cada uno da lo que posee

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Una persona perversa resuelve hacer un presente a una persona pobre por su aniversario e irónicamente manda preparar una bandeja llena de basura y desperdicios.

En presencia de todos, manda entregar el presente, que es recibido con alegría por el agasajado.

Gentilmente, el agasajado agradece y pide que lo espere un instante, ya que le gustaría poder retribuir la gentileza.

Tira la basura, lava la bandeja, la cubre de flores, y la devuelve con un papel, donde dice:

«Cada uno da lo que posee.»

Así que, no se entristezca con la actitud de algunas personas; no pierda su serenidad. La rabia hace mal a la salud, el rencor daña el hígado y la cólera envenena el corazón. Domine sus reacciones emotivas. Sea dueño de si mismo.

No arroje leña en el fuego de su aborrecimiento. No pierda su calma. Piense antes de hablar y no ceda a su impulsividad. «Guardar resentimientos es como tomar veneno».

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El dique

El niño vivía con su padre en un valle en la base de un gran dique. Todos los días el padre iba a trabajar a la montaña

Artículo Completo

Día de limpieza

Estaba necesitando hacer una limpieza en mí, tirar algunos pensamientos indeseados, lavar algunos tesoros que estaban medio oxidados. ¡Entonces saqué del fondo de las gavetas recuerdos que

Artículo Completo