Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Confiamos en haber encontrado lo que buscas

Si nuestras Publicaciones te han sido de Bendición Ayúdanos para continuar nuestra labor.

La persecución bajo Decio

En el año 249 Decio se ciñó la púrpura imperial. Aun cuando los historiadores cristianos le han caracterizado como un personaje cruel, Decio era sencillamente un romano

Artículo Completo »

Orígenes de Alejandría

El más distinguido discípulo de Clemente de Alejandría, y el último de los cuatro grandes maestros de la iglesia que discutiremos en este capítulo, es Orígenes. A

Artículo Completo »

Tertuliano de Cártago

Todo lo contrario sucede en el caso de Tertuliano. Al parecer, Tertuliano nació en la ciudad africana de Cartago alrededor del año 150. Pero fue en Roma,

Artículo Completo »

Clemente de Alejandría

Muy distintos son los intereses y la teología de Clemente de Alejandría. Al parecer, Clemente era natural de Atenas, la ciudad que durante siglos había sido famosa

Artículo Completo »

La Iglesia Católica Antigua

Esto es lo que quería decir en sus orígenes la frase “iglesia católica”. La palabra “católica” quiere decir “universal”; pero también quiere decir “según el todo”. En

Artículo Completo »

Ireneo de Lión

Ireneo era natural de Asia Menor —probablemente de Esmirna— donde nació alrededor del año 130 y donde fue también discípulo del obispo Policarpo, acerca de cuyo martirio

Artículo Completo »

Historias para Reflexionar

Escritas por Angeles que nos prestan sus alas cuando dse nos olvida cómo volar

Un enemigo en tu pecera

Un día un hombre de negocios dueño de varios restaurantes en Los Ángeles California, se fue de vacaciones a la costa Este del país a gozar del

Historia Completa »

Vendedor de Plumas

Se cuenta de un comisionista que se dedicaba a la venta de plumas de fuente. Se acercó a un pequeño comerciante y le rogó que le comprara

Historia Completa »

Salarios

Llegó el papá de trabajar y su hijo, quien desde temprano ansiaba el momento de la llegada de aquel que le había dado vida, de aquel que

Historia Completa »