Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Aprendizaje espiritual

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Antes de juzgar…  perdona. Antes de hablar… escucha. Antes de escribir… piensa. Antes de gastar… gana. Antes de criticar… espera. Antes de rendirte… prueba. Tus palabras, tus sueños y tus pensamientos tienen el poder de crear condiciones en tu vida.

De lo que hables, lo obtendrás. Si sigues diciendo que no soportas tu trabajo, puedes perderlo. Si sigues diciendo que no soportas tu cuerpo, tu cuerpo puede enfermarse. Si sigues diciendo que no aguantas tu carro, tu carro puede ser robado o descomponerse. Si sigues diciendo que estás quebrado, ¿sabes qué? Siempre estarás en quiebra. Si sigues diciendo que no puedes confiar en hombres o mujeres, siempre encontrarás alguien en tu vida que te lastimará o te traicionará. Si sigues diciendo que no encuentras trabajo, seguirás sin empleo. Si sigues diciendo que no puedes encontrar alguien a quien amar o crea en ti, tus pensamientos atraerán más experiencias confirmando tus creencias.

Haz tus pensamientos más positivos y tus conversaciones más positivas y guárdalos con fe, esperanza, amor y acción.

No tengas miedo de creer que puedes tener lo que tú quieres y mereces. Observa tus ‘Pensamientos,’ se convertirán en palabras. Observa tus ‘palabras’, se convertirán en acciones. Observa tus ‘acciones’, se convertirán en hábitos. Observa tus ‘hábitos’, se convertirán en carácter. Observa tu ‘carácter’, se convertirá en tu ‘destino’. Así que para prevenir cualquier obstáculo… ¡consigue tu propio camino!, ¡disfruta cada minuto de tu vida!

Si no te gusta lo que recibes, revisa muy bien lo que estás dando. Cuando el amor es feliz lleva al alma a la dulzura y a la bondad. No estés ocupado u ocupada todo el día y…comparte este mensaje de inspiración, yo lo acabo de hacer.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Amaneceres y ocasos

El sol se despedía. El campesino caminaba junto a la anciana del molino amarillo. Iban conversando sobre la vida. — “¿Qué es lo que más te gusta

Artículo Completo

Salmo 79

Salmo 79:1  Salmo de Asaf. Oh Dios, las naciones han invadido tu heredad; han profanado tu santo templo; han dejado a Jerusalén en ruinas. Vinieron las naciones

Artículo Completo

Mayuca

Esta historia me llega por parte de un amigo, quien a su vez la encontró en un portal de la Internet. Un ejemplo más de ángeles que

Artículo Completo