Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Andar por fe y no por vista

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Cuando los aviones tienen que aterrizar en condiciones de escasa visibilidad, los pilotos no pueden confiar en su vista, pues esta es muy engañosa en las pobres condiciones de visibilidad que produce la niebla. Se produce lo que en su vocabulario ellos llaman «vértigo», que es una desorientación tal que no saben a dónde van con el avión. Deben poner su vista en los instrumentos de navegación que llevan a bordo y prestar toda atención y obediencia a las indicaciones de la torre de control. No hacerlo así provocará, lo más probablemente, un desastre con pérdida de vidas y bienes.

Así los hombres también sufrimos de vértigo espiritual cuando pretendemos guiar nuestra vida por nuestros simples ojos del conocimiento humano, sin prestar atención a las indicaciones de la palabra de Dios. El resultado es desastroso.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La lucha

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder ver la mariposa cuando saliera del capullo. Un día vio que

Artículo Completo

Como perdió el perdón

Se cuenta de cierto hombre que había sido condenado a muerte, a quien un amigo influyente visitó personalmente en la cárcel, pues eran antiguos conocidos, llevándole una

Artículo Completo

No estás solo

Hay momentos en la vida en los que la soledad nos invade por completo y hace de nuestra alma su guarida secreta. Sentimos no hay más nada

Artículo Completo