Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Amor firme

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Un pastor compartió una historia personal en la revista Nuevo Hombre, sobre su desobediente hija. Ella había tenido un hijo sin estar casada, y ahora estaba demostrando impaciencia ante las reglas establecidas por sus padres. Ellos le habían advertido que quebrantar el toque de queda traería consecuencias muy estrictas.

A la medianoche el pastor se despertó a causa del sonido del timbre de llamada. Bajó deprisa las escaleras y encontró a su hija en el portal de entrada que le rogaba:

-Papá, papá déjame entrar.

Vio a su nieto al lado de su hija, señaló a su reloj y cerró las cortinas. Ella continuó tocando y haciendo sonar el timbre, despertando a todos en casa.

-Papá, déjala entrar -le suplicó la hija menor.

-Haman, el bebé también está afuera -suplicó la esposa.

-No -dijo él-. Si nos mantenemos firmes ahora, no tendremos que pasar por esto otra vez.

El pastor se preguntó sobre el riesgo que estaba tomando. Su esposa y su hija menor le rogaban que reconsiderara, pero se mantuvo firme en su decisión. Finalmente, la hija se rindió y pasó la noche en casa de una amiga. A la mañana siguiente, decidió someterse a las reglas del hogar. Su familia la recibió con gran entusiasmo.

A veces es necesario demostrar amor firme, aun cundo sientas que tu corazón se rompe en dos.

Convertirse en padre es fácil, pero serlo, puede ser muy difícil.

Porque el Señor al que ama, disciplina. Hebreos 12:6

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

¿Dónde está Dios?

Sally saltó del asiento donde se encontraba cuando vio salir al cirujano. Llevaba quién sabe cuántas horas de amarga angustia esperando por noticias a cerca

Artículo Completo