Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Algo, todo o nada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Los niños y los inmaduros sólo conocen “todo o nada”; el hombre adulto sabe que lo único real es siempre “algo”. Si cuidas una abeja, habrá más miel en el panal. Si evitas una injusticia, habrá más justicia en el mundo.

Si cultivas un rosal, habrá más rosas en el jardín. Si amas, Dios estará más presente en el mundo. Si siembras un grano de trigo, habrá más pan sobre la tierra. Si creces como persona, habrá más humanidad en el mundo. Si enciendes una vela, habrá más luz en la noche. Si vives en la verdad, habrá menos mentira en el mundo.

Si cuidas un nido de golondrinas, habrá más golondrinas en primavera. Si vives en libertad, habrá más libertad en el mundo. Si enciendes un fuego, habrá menos frío en el invierno. Si irradias tu alegría, habrá menos tristezas en el mundo.

Si esperas cambiar cuando haya cambiado el mundo, morirás sin haber vivido; si comienzas cambiando tú, ya estás cambiando el mundo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Un seguidor auténtico

Un hombre que acababa de encontrarse con Jesús Resucitado, iba a toda prisa por el Camino de la Vida, mirando por todas partes y buscando. Se acercó

Artículo Completo

Éxodo 12: La Pascua

Éxo 12:1 Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: Éxo 12:2 Este mes os será principio de los meses; para vosotros

Artículo Completo

Cachorros en venta

El dueño de una tienda estaba colocando un anuncio en la puerta que decía: “Cachorros en venta”. Esta clase de anuncios siempre atraen a los niños, y

Artículo Completo

El Tesoro Bajo la Tierra

Un labrador oyó un ruido bajo la rueda del rastrillo de su arado. Miró con curiosidad y descubrió desenterrado un cofre lleno de monedas de oro. ¡Qué

Artículo Completo

Aurore y Aimée

Había una vez una dama que tenía dos hijas. La mayor, que se llamaba Aurore, era bella como el día, y tenía un carácter bastante bueno. La

Artículo Completo